Un campeón a la espera de su premio

A.S.G.
-

El Ávilasala se proclama campeón de la Regional Femenina de Fútbol Sala pero se queda a la espera de conocer si, finalmente, logra el ascenso a la Segunda División

Un campeón a la espera de su premio - Foto: Isabel García

Por fin lo consiguió. Después de dos años consecutivos siendo subcampeonas, el Ávilasala se proclamaba campeón de la Regional Femenina de Fútbol Sala 2019-2020 en una temporada atípica por su final pero en la que las abulenses, líderes durante buena parte de un campeonato en el que fueron las campeonas de invierno, han dado el paso adelante que buscaban cuando preparaban la pretemporada mirando con ambición al posible ascenso. Tienen el campeonato, que no es poco, pero aún esperan el premio, el ascenso. Siguen a la espera en el equipo femenino de fútbol sala «Esta semana vuelven a reunirse para ver qué ocurre con los ascensos en nuestra categoría. A esperar» señalaban desde el club, contentas por el campeonato, histórico, pero pendientes de un premio en forma de ascenso a Segunda División que aguardan sea posible.    
Ascendieron el Diocesanos y la Cebrereña a la Tercera División, tiene las puertas abiertas el Bosco de Arévalo para volver a la Regional de Aficionados, pero nada se sabe aún de lo que pueda ocurrir con la Regional Femenina de Fútbol Sala. Y es que la competición de la FCYLF depende también de la RFEF, dado que la Segunda División ya es una categoría nacional. «A ver cómo deciden confeccionar los grupos» comentan desde el Ávilasala. En condiciones normales el campeón de la Regional Femenina de Fútbol Sala de Castilla y León se jugaría una plaza de ascenso en un playoff final con el campeón de Asturias. En el caso de ascenso de los equipos de Castilla y León pueden quedar enclavados en el Grupo I (Galicia), como el Universidad de Valladolid, o en el Grupo IV (Madrid) como ocurre con el Unami y el Universidad de Salamanca. Un grupo, el madrileño, que por cercanía sería previsiblemente el destino de las abulenses, que aguardan  agarradas a la última circular de la Real Federación Española de Fútbol y donde, en el punto concreto sobre los ascensos a la Segunda División, se detallaba que «se dará la opción a la Federación de ámbito territorial para que proponga un ascenso a Segunda División». Un punto que parece dejar claro que no habrá playoff –sí lo habrá para los ascensos de Segunda a Primera– pero sí ascensos desde la Regional a Segunda, billete que le correspondería al equipo abulense.
Queda ver cómo se configura el último capítulo de un equipo que alcanzó la Regional Femenina en la 2013-2014, entonces bajo el nombre de Eclipse Ávila. Siete temporadas, dos subcampeonatos (2018 y 2019) y un campeonato (2020) en un evidente crecimiento de un club que se está convirtiendo poco a poco en uno de los mejores exponentes del deporte colectivo femenino en Ávila.