Junta y oposición abren una nueva brecha en el pacto

SPC
-

El PSOE reclama formalmente una comisión de investigación sobre la gestión en las residencias, a lo que se niegan Partido Popular y Ciudadanos con acusaciones cruzadas de deslealtado falta de transparencia

Junta y oposición abren una nueva brecha en el pacto

La gestión de las residencias de mayores durante la pandemia ha abierto una nueva brecha en el pacto por la reconstrucción firmado por la Junta y los principales grupos políticos de la Comunidad. La falta de información sobre los centros privados ha llevado al PSOE, principal partido de la oposición, a reclamar formalmente una comisión de investigación en las Cortes de Castilla y León, algo que se rechazará tras el anunciado voto negativo de Partido Popular y Ciudadanos, partidos que sostienen al Gobierno autonómico y que cuentan con mayoría en la Cámara.
El líder socialista, Luis Tudanca, afirmó que la Junta no les ha dejado «otro camino», con su falta de «responsabilidad» y «transparencia», que solicitar una comisión de investigación, que en caso de aprobarse sería la cuarta en la actual legislatura.
El Grupo Socialista formalizó ayer, como había avisado ante la falta de datos reclamados, la solicitud de una comisión de investigación sobre las residencias, que lleva también la firma de Podemos, UPL y Por Ávila, con el fin de evaluar lo que ha ocurrido -Castilla y León es la tercera comunidad en muertes- y tomar medidas para que no vuelva a pasar.
A pesar de que Tudanca apeló a «la conciencia» y la «palabra dada» por el portavoz naranja, David Castaño, de no oponerse a ninguna comisión de investigación, ésta no saldrá adelante pues pocas horas después los representantes de las formaciones que sostienen al Gobierno autonómico anunciaron su negativa.
El portavoz socialista y la coordinadora de Familia e Igualdad de Oportunidades, Nuria Rubio, insistieron en que «no nos han dejado otro camino» y argumentaron que la Junta no ha actuado con «responsabilidad y transparencia» tras conocer el informe que figura en el pacto para la recuperación.
Precisamente, sobre este acuerdo explicó que la posición de su grupo es de «lealtad, unidad, responsabilidad y propuesta» y acusó al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y al vicepresidente, Francisco Igea, de ser quienes lo han abandonado al no cumplir sus puntos.
No ve motivo

Poco después llegó el jarro de agua fría para los socialistas, pues Ciudadanos no observa un «motivo» para constituir la comisión de investigación y considera que el informe presentado por Familia cumple lo firmado en el pacto para la recuperación, por lo que sostiene que es un «acto político de desgaste».
«No hay motivo, cuando pase la pandemia estamos dispuestos a crear una comisión de investigación sobre la gestión de la covid-19, no solo de las residencias», explicó el portavoz de Cs, David Castaño, en declaraciones a Ical, en las que calificó de «interpretación sesgada» que él dijera hace unos meses que no se iban a oponer.
Castaño argumentó que el PSOE «se ha subido a lomos de un desgaste político» y recalcó que lo que se ha hecho es «un informe técnico y objetivo, punto de partida para la futura ley residencial», precisó.
Acusaciones de deslealtad

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz,arremetió contra los socialistas y acusó  la oposición y a su portavoz de «infantil, desleal e irresponsable» antes de subrayar que la Junta ofrece datos que no se facilitan donde gobierna el PSOE.
En su valoración, De la Hoz lamentó que el PSOE busque con esta iniciativa un «ridículo rédito político» y remarcó que hay un grupo de trabajo para avanzar en el modelo residencial. «La actitud de Tudanca parece la del niño que se lleva el balón porque no le dejan tirar el penalti», argumentó el portavoz.
Respecto de la acusación de «desleal», manifestó que el pacto para la recuperación «deja clara» la elaboración de un informe, como ha hecho la Junta, y la creación de un grupo de trabajo para abordar el modelo residencial, donde afeó a la oposición que no haya enviado a nadie tras nueve reuniones.
«La actitud de hacer ruido deviene en irresponsabilidad para obtener un rédito político del sufrimiento y la muerte», añadió antes de recordar que siguen los confinamientos y aumentan los contagios.
Por todo ello, criticó que el PSOE «en vez de llamar a las puertas de la Junta se dedica a dar patadas en la espinilla» y afirmó que no van a «perder un minuto en las trampas» socialistas y pidió que se ponga al lado del Ejecutivo y, en caso contrario, que «no moleste».
Sobre el apoyo a la comisión, De la Hoz evitó calificar a Podemos, porque «ha perdido la cabeza y el cuerpo», pero se mostró «sorprendido» con UPL, convertido en «felpudo» del PSOE, y Por Ávila, ya que creía «más serio» a su procurador.