El Ministerio rechaza incorporar 13 nuevas zonas a la fase 1

SPC
-

Sanidad aprueba iniciar la desescalada en 26 zonas básicas de salud donde residen 53.000 habitantes, el 2,2% de la población, a pesar de que la Junta había planteado que fueran 39

El Ministerio rechaza incorporar 13 nuevas zonas a la fase 1

Algo más de 53.000 habitantes de Castilla y León, el 2,2 por ciento de la población, de 26 zonas básicas de salud rurales serán los primeros de la Comunidad en avanzar en el tablero de la desescalada y entrarán en la fase 1 el lunes. Una decisión que se tornó en sorpresa a última hora de ayer después de que durante la mañana la consejera de Sanidad,Verónica Casado, diese por hecho que el Ministerio aceptaría su propuesta para que 39 zonas básicas, 13 más, cambiaran de fase en la Comunidad. Sin embargo, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial informó de que solo 26 zonas básicas de Castilla y León estarán este lunes en una nueva etapa de la desescalada, por lo que el Ministerio que dirige Salvador Illa rechazó a última hora el planteamiento remitido por la Junta. De esa manera, tres zonas básicas de salud en Ávila; seis en Burgos; tres en León, una en Palencia; cuatro en Salamanca; una en Soria; tres en Valladolid y siete en Zamora, entrarán en la fase 1, por Segovia se convierte en la única provincia sin avances.
Fernando Simón destacó que esta decisión se tomó tras una «intensa» discusión con la Consejería de Sanidad de la Junta, que ayer por la mañana planteó al Ministerio de Sanidad la desescalada de 39 zonas básicas de salud rurales de la Comunidad, trece más que la propuesta aprobada. En este sentido, fuentes de la Consejería de Sanidad confirmaron a este periódico que no hubo ninguna comunicación previa por parte del Ministerio y que el departamento de Verónica Casado se enteró de la decisión durante la rueda de prensa. Además, rechazaron hacer ninguna valoración sobre la decisión y emplazan a la rueda de prensa de hoy de Verónica Casado las explicaciones autonómicas.
Sobre las razones que pueden haber llevado al Ministerio a restringir las zonas básicas de salud de Castilla y León que pasan a fase 1, Simón expresó en términos generales que, en los casos en los que «la duda era más de lo razonable, al final se ha decidido no proponerlos». Puede ser el caso de las trece zonas rurales que había propuesto la Junta de Castilla y León en última instancia, pero que se quedan fuera, lo que afecta a una población cercana a 25.000 vecinos en varias provincias, que durante unas horas han tenido la perspectiva de pasar a la fase 1 de la desescalada, pero finalmente permanecerán en fase 0 como la mayor parte de la Comunidad.
Una decisión final que choca con la postura mostrada durante su rueda de prensa por la titular sanitaria autonómica,Verónica Casado, en la que afirmó que hubo «buena, excelente sintonía y receptividad» entre los equipos técnicos y políticos del Ministerio de Sanidad y de la Junta durante la reunión bilateral de la noche del jueves en la que la Junta presentó oficialmente su propuesta de desescalada que incluía 39 zonas de salud.
De hecho, Casado casi dio por hecho la aprobación de las 39 zonas ante la «receptividad» encontrada en el equipo de Illa. Según la consejera, el Ministerio de Sanidad valoró el «trabajo muy serio» de la Junta, en el intercambio de datos y el análisis de la tendencia, y coincidieron también en que ninguna provincia de la Comunidad cumple con los requisitos para pasar este lunes a la fase 1 de la desescalada. 
Si bien la consejera precisó que el plan de la Junta se basa en la revisión cada siete días y en la suma de las que vayan cumpliendo con los criterios sanitarios y epidemiológicos, por lo que indicó que desde la «prudencia» se puede llegar «por un camino diferente» a desescalar a las provincias, que es la unidad territorial marcada por el Gobierno, informa Ical.



Las más vistas