La Junta basa la decisión sobre Ávila en criterios técnicos

L.C.S
-

El delegado territorial en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, destaca que el Gobierno regional ha actuado pensando, «en primer lugar, en la salud de todas las personas»

La Junta basa la decisión sobre Ávila en criterios técnicos - Foto: Isabel García

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, asegura que la decisión del gobierno regional sobre la situación de la provincia de Ávila a la hora de valorar su calificación en las fases de desescalada, se ha tomado bajo un «estricto rigor técnico» y afirma que el gobierno regional «ha actuado pensando, en primer lugar, en la salud de todas las personas».
Sólo tres áreas de salud de toda la provincia abulense cumplen con los requisitos marcados para poder acceder a la fase 1, que están basados en «criterios sanitario y epidemiológicos», que son los que van a marcar «la desescalada en toda la comunidad», confirma Hernández Herrero.
El delegado territorial en Ávila destaca el hecho de que la propuesta realizada desde el gobierno de la comunidad al Gobierno de España de mantener a la mayor parte de la región en la fase 0 «está hecha desde el diálogo, basada en las opiniones de los expertos, y para la que se ha contado con la opinión de la oposición y con la de los miembros del Diálogo Social».
Y el primer objetivo que se ha marcado a la hora de tomar esa decisión ha sido el de «preservar la salida de todas la personas, por encima de todo», comenta Hernández Herrero, que quiere destacar también la «prudencia» con la que se ha actuado desde la administración regional, «porque no nos podemos permitir una marcha atrás en la lucha contra la pandemia, porque sería muy negativo para todos».
Desde la Junta de Castilla y León se defiende también que esta manera de proceder es «la mejor para ir mejorando en la situación y poder avanzar hacia las siguientes fases», declara Hernández Herrero, que resalta también «la responsabilidad» que supone el tomar esta medida, «en coordinación con el mando único del Gobierno» y «atendiendo a un estricto rigor técnico» siempre con la principal intención que es la de «cuidar la salud y que no haya rebrote».
otras medidas. Desde la Junta de Castilla y León se es consciente, aclara José Francisco Hernández Herrero, del impacto económico que está sufriendo toda la región, y por ende la provincia de Ávila, «de ahí que en paralelo a las decisiones sanitarias desde la Junta de Castilla y León se estén tomando también otras medidas de apoyo mediante subvenciones de diferentes tipos para ayudar a los que más están siendo afectados por esta situación económicamente hablando».
«Esperamos avanzar de fase cuanto antes porque hay que reactivar económicamente el territorio de la provincia y de toda la región», afirma el delegado territorial, pero insiste en que «ahora lo más prudente es tomar esta decisión, que creemos que es la mejor para Castilla y León y para Ávila».
Por último, José Francisco Hernández Herrero insiste en recordar a la ciudadanía «la importancia de guardar las medidas de distancia social y de higiene para luchar contra el virus».