CyL ejecuta los 19,3 millones del Fondo de Compensación

SPC
-

El Consejo de Cuentas recomienda a la Junta que adopte las medidas necesarias para que la contabilidad proporcione una información pormenorizada de cada proyecto

Miembros del Consejo de Cuentas, presidido por Mario Amilivia (i). - Foto: Brágimo (Ical)

El Consejo de Cuentas de Castilla y León destacó hoy que la Junta ejecutó el cien por cien de los 19,3 millones asignados a los superproyectos financiados con el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), según el informe que hizo entrega en las Cortes sobre los expedientes justificados al propio FCI durante el ejercicio 2017, aprobado en su última sesión plenaria e incluido en el Plan Anual de Fiscalizaciones de 2018.

El informe constata que, con carácter general, “se cumple la legalidad respecto de la ejecución de los proyectos FCI en lo que respecta a la naturaleza de los gastos realizados”. “La Comunidad lleva una contabilidad separada de los proyectos individuales susceptibles de financiarse con los FCI, pero no a nivel de superproyectos”, señaló el organismo.

El Consejo recomendó a la Consejería de Hacienda que adopte las medidas necesarias para que la contabilidad que refleja la ejecución de los proyectos financiados con cargo a los FCI proporcione una información pormenorizada de cada proyecto, incluido en el Anexo a la Sección 33 de los Presupuestos Generales del Estado a nivel de superproyectos FCI.

Respecto de los derechos, su contabilización “ha sido adecuada, con la salvedad recogida en relación con la dotación de infraestructuras agrarias y la aplicación del criterio de devengo en algún caso”, de ahí las recomendaciones efectuadas a la Consejería de Hacienda.

Las peticiones de fondos cursadas en el ejercicio 2017 a la Administración de Estado por la Comunidad con cargo a la dotación de los FCI ascendieron a 23 millones, de los que 3,7 corresponden a los de 2016, certificados en 2017. La dotación total destinada a infraestructuras agrarias fue de 3,7 millones, cifra que fue gestionada por la Consejería de Agricultura y Ganadería y por el ITA. En el caso de los fondos gestionados por este segundo organismo, los derechos reconocidos son inferiores a los gastos que se han justificado con cargo a los superproyectos por un importe de 721.310,95 euros, cantidad que se compensa con la reconocida de más por la citada Consejería, según informa Ical.

Además, como en ejercicios anteriores, el ITA no cumple con el criterio de reconocer los derechos cuando se realiza la petición de fondos. Por tanto, la gestión y contabilidad de los fondos correspondientes a infraestructuras agrarias, como en ejercicios anteriores, “no se ha efectuado correctamente, al no corresponderse los derechos reconocidos con los gastos justificados”.

La contabilidad de los fondos de sanidad se realiza conforme al criterio de devengo. Así además lo ratifica la memoria de sus cuentas anuales, en la que se reconoce que “en el caso de los derechos vinculados a fuentes de financiación afectada a gastos concretos se ha considerado que la realización del gasto (reconocimiento de las respectivas obligaciones) es el acontecimiento que da lugar al nacimiento del derecho de cobro”.

Evolución

Los proyectos de inversión de los FCI se determinan de común acuerdo entre la Administración General del Estado y las comunidades autónomas y, en el caso de Castilla y León, no corresponden a programas concretos de gasto, sino a determinados subprogramas que incluyen como gasto elegible para los FCI todos sus gastos de inversión o, en su caso, de funcionamiento necesarios para la puesta en marcha de las inversiones durante un plazo máximo de dos años.

A nivel estatal, la dotación inicial de estos fondos en 2017, en relación con la correspondiente a 2016, se mantuvo en el mismo importe, es decir, 432 millones de euros. Castilla y León obtuvo 19,3 millones, con una participación sobre el total del 4,47 por ciento, suponiendo una disminución del 0,86 por ciento respecto a 2016 (19,5).

En términos absolutos, Andalucía fue la comunidad autónoma que recibió mayor importe (160,3 millones), un 37 por ciento, seguida de Valencia, Canarias y Galicia, que reciben un 12,68, 10,8 y 10,25 por ciento, respectivamente.

Las provincias más beneficiadas con esta financiación fueron Salamanca y Valladolid, con el 31,02 y 20,76 por ciento, respectivamente, seguidas de León y Zamora, con el 12,11 y 10,98 por ciento, siendo la menos beneficiada Soria, con el 0,79 por ciento. En la lectura de las dotaciones de Burgos y Palencia (1,10 y 2,72 por ciento) hay que tener en cuenta la ejecución de inversiones por 1,8 millones de la conservación de la autovía León-Burgos, que aparece sin provincializar.

La disminución global de la dotación de los FCI desde 2003 hasta 2017 asciende al 71,62 por ciento, diferenciándose dos etapas: la primera (2003-2008), donde el importe consignado por superproyectos fue incrementándose de 68,1 millones hasta los 85, con un aumento global del 24,76 por ciento en España. En la siguiente etapa (2008-2017) los recursos descendieron hasta los 19,3, lo que supone una disminución del 77,25 por ciento. Como ejemplo, en 2017 los proyectos de infraestructuras sanitarias y para la educación, con dotaciones desde 2009, reducen sus asignaciones en el 45,85 por ciento y el 62,41, con respecto a las del ejercicio 2009.

La evolución histórica de los FCI por provincias en la etapa 2003-2017 revela que Burgos (17,05 por ciento), seguida de León (14,65), Salamanca (12,61) y Valladolid (11,57 por ciento) son las que más inversiones han ejecutado con cargo a estos fondos. Le siguen las provincias de Segovia, Palencia, Ávila y Zamora, todas ellas con un porcentaje de participación en torno al nueve por ciento. En último lugar figura Soria con una participación del 4,03 por ciento.



Las más vistas