'Todo el románico' de Ávila se reúne en una guía

D.C
-

La Fundación Santa María la Real ha publicado un estudio exhaustivo del arte que de este estilo artístico se reparte por toda la provincia, especialmente en La Moraña

Todo el románico que atesora la provincia de Ávila, lo más espectacular y lo más modesto, tal y como reza su título –que no tiene nada de exagerado porque el contenido es exhaustivo–, se reúne en una guía de exquisita factura y muy cuidadosa elaboración que ha editado este año la Fundación Santa María la Real, un libro que recopila 66 testimonios románicos asentados en suelo abulense, ilustrados y enriquecidos los textos con más de 210 imágenes, que fue presentado en la Biblioteca Pública de la Junta de Castilla y León.
Esta guía, a partir de ahora imprescindible para quien quiera conocer a fondo el románico abulense, se suma a las ya realizadas por la Fundación Santa María la Real de las provincias de Burgos, Cantabria, Guadalajara, León, Navarra, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, ampliando de esa manera un proyecto de divulgación general que es una extensión de los contenidos recogidos en la Enciclopedia del Románico que vio la luz en el año 2002.
Los historiadores José Luis Gutiérrez Robledo, Ignacio Hernández García de la Barrera y Raimundo Moreno Blanco son los autores de esta guía (ayer presentada en Ávila con la presencia de los dos últimos y también de la de Pedro Luis Huerta, coordinador de publicaciones de la Fundación, y de Blanca Asenjo, en representación de la Biblioteca Pública de Ávila), que lleva a un lenguaje «más amable y más accesible» el discurso un poco «más académico» de la enciclopedia germinal, con el objetivo de «acercar el románico a un público cada vez más amplio, sin perder el rigor científico, pero con una información más sencilla y divulgativa».

‘Todo el románico’ de Ávila se reúne en una guía
‘Todo el románico’ de Ávila se reúne en una guía - Foto:
La guía clasifica los testimonios románicos por orden alfabético y con arreglo a su interés artístico, y además, para facilitar la localización y potencial visita a cada uno de ellos, incorpora un mapa de la provincia, un orden toponímico por localidades, un glosario de términos y dos estudios introductorios, así como un apartado de ‘otros vestigios’ con apuntes sobre edificios «quizás menos conocidos o de menor entidad artística, pero que también merecen una visita o, como mínimo, una reseña».
Ignacio Hernández explicó que la guía ayuda asimismo a «ver esos monumentos de forma contemporánea e invita a leerlos, porque son muy expresivos», convirtiéndose en «un eslabón más para el conocimiento de ese arte porque el estudio del románico sigue abierto a nuevas lecturas, nuevas interpretaciones, es un discurso que no acaba nunca».
vertebración. Raimundo Moreno, que agradeció a la Fundación Santa María la Real «la labor de defensa del patrimonio que realiza», destacó que esta guía «ayuda también a la vertebración del territorio», ya que destaca la existencia de testimonios importantes «en pequeñas localidades como Donvidas o Barromán, cuyos habitantes han trabajado por mantener sus templos a lo largo de la historia».
Esta guía de Ávila, al igual que hacen las del resto de la colección, se abre con dos estudios introductorios. El primero dibuja al lector el territorio abulense en los siglos en los que se desarrolló el románico, y el segundo le describe los principales rasgos de este estilo artístico en la provincia, que estuvo marcado por su carácter «doblemente fronterizo: frente al poder musulmán y entre los reinos de Castilla y León», peculiaridades debido a las cuales «su esencia es, en general, tardía repetitiva, poco innovadora y de maneras desornamentadas».
La excepción a esa regla, apuntan, se encuentran sobre todo en la capital, donde se concentraba la mayor cantidad de testimonios románicos civiles y religiosos, destacando algunos elementos de la Catedral, la Muralla o la basílica de San Vicente.