La llegada a la fase 1 no traerá la apertura de los bares

J.M.M.
-

Salvo contadas excepciones, la mayoría de los establecimientos aguardarán a que se pueda acceder al interior de los locales y se aclaren las condiciones de rescate de trabajadores de los ERTE

La llegada a la fase 1 no traerá la apertura de los bares - Foto: David Castro

GALERÍA

Fase 1 sin bares

Habrá que esperar para ir de bares en Ávila. Y es que a pesar de que este lunes se entre en la fase 1 y se permita a los bares y restaurantes retornar a la actividad abriendo sus terrazas a un 50 por ciento de su aforo, salvo contadas excepciones, la mayor parte de los establecimientos van a mantener sus puertas cerradas (algunas fuentes del sector lo cifran por encima del 90 por ciento). 
Víctor Gómez, propietario del Restaurante La Bruja y del Hotel Las Leyendas, además de presidente de la Federación Abulense de Hostelería, reconoce que la mayor parte de los empresarios van a optar por no abrir por varios factores. Por una parte, el tiempo, «tan impredecible y variable en Ávila» que hace que la apertura de las terrazas no garantice que se pueda dar una continuidad a la actividad, «porque esta semana hace buen tiempo, pero no sabemos lo que puede ocurrir en las próximas semanas». A ello se suma la incertidumbre de la respuesta de los clientes, «porque a lo mejor la gente está dispuesta a tomarse una caña, pero lo que son comidas y cenas tenemos más dudas». Y finalmente están las incertidumbres que se están planteando con el rescate de los trabajadores de los ERTE y el pago de los seguros sociales, que a día de hoy aún no saben con certeza a qué se pueden atener, lo que califica de «terrible». «No sabemos con claridad si en el momento en que saquemos a un trabajador del ERTE vamos a tener que pagar una mayor cuota de los seguros sociales del resto de los trabajadores, incluso como en nuestro caso si son trabajadores del hotel; o si nos interesa sacar a un empleado porque así nos van a bonificar un mayor porcentaje...». Y añade que «hemos hablado con gente de la CEOE, que están negociando con el Gobierno, y ni ellos lo tienen claro, porque una cosa es lo que negocian y otra cosa lo que luego se publica en el BOE». Y ante esa tesitura «nos aconsejan que seamos prudentes y que si tenemos dudas, no abramos».
De esta forma, no queda más que ir planificando los distintos escenarios que se pueden presentar, «yo lo tengo organizado», y cuando se clarifiquen esas incertidumbres en los próximos días o semanas, lanzarse a abrir,  pero reconoce que «da mucho miedo».

(Leer la información completa en la edición impresa)