Un Nacimiento con guiños

I.Camarero Jiménez
-

Más de 200 figuras, una réplica del Torreón de los Guzmanes y el reflejo de las tradiciones milenarias abulenses que siguen guiando la economía de la provincia tienen cabida en el Belén de la Diputación

Un Nacimiento con guiños

Aún quedan días para llegar a Navidad, pero en la Diputación este lunes se daba el pistoletazo oficial a esta cita con la inauguración del Belén, que se podrá visitar hasta el 5 de enero. Un nacimiento cargado del peso de las tradiciones en Ávila, ya que en él se pueden ver los antiguos oficios que 2.000 años después decía el presidente, Carlos García, siguen en vigor. 
Y es que las estampas que reflejan las 200 figuras de las que se compone ese belén plasman las actividades agrícolas y ganaderas que siguen latentes en Ávila. Un rincón de esta creación también da cabida a una réplica del Torreón de los Guzmanes, sede de la institución provincial. Además en lo alto de un risco, una ‘capra hispánica’ tan tremendamente nuestra parece otear un paisaje en el que también ocupan espacio relevante los típicos chozos de algunos lugares de la provincia (como Navalosa, sin ir más lejos).
Un Belén trabajado al detalle durante varias jornadas por varias decenas de personas pertenecientes al área de Construcciones Civiles de la Diputación de Ávila. Haciendo un recorrido por muchos de los recovecos de este ‘nacimiento’, el presidente Carlos García daba la bienvenida a la Navidad y en especial a los 24 alumnos llegados del Colegio Las Nieves que aunque tímidamente se lanzaron a cantar un villancico acompañado en su caso por los númerosos representantes políticos de la Diputación y de todos los partidos que en ella tienen representación (Partido Popular, PSOE, Ciudadanos y Por Ávila).
Para bendecir la instalación y recordar el sentido de la Navidad, Don Marcelo  Barvarino que sustituyó al obispo de Ávila en esta misión ya que José María Gil Tamayo tenía en la jornada de lunes una reunión inexcusable que le impidió acudir a este acto en el que sí estuvo el año anterior, nada más estrenarse en el cargo por cierto.
Cargados de buenos deseos para todos pues son fiestas para «el altruismo, el compañerismo o la felicidad, olvidando cualquier problema entre personas y partidos políticos» no se olvidó García de felicitar a todos los abulenses y para los más de 350 trabajadores con los que cuenta la Diputación para llevar a término el cometido encomendado por los abulenses.
Animó a los niños abulenses a visitar este Nacimiento para conocer esos oficios y esas tradiciones con el fin de que lo entiendan, lo valoren y lo preserven en el futuro. El Nacimiento permanecerá abierto al público en horario de 12 a 14 y de 17 a 21 horas, salvo los días 24 (Nochebuena) y 31 (Nochevieja), que cerrará a las 20 horas.