Las mujeres pierden peso entre los cargos directivos

SPC
-

CCOO y UGT advierten de que el colectivo femenino será el más perjudicado en la salida de la crisis por el coronavirus, con más desempleo y un incremento de la brecha salarial

Las mujeres pierden peso entre los cargos directivos

La perspectiva de género será básica en la salida de la crisis del coronavirus, dentro de un colectivo, el femenino, que ocupa mayoritariamente los empleos de más baja responsabilidad y más precarios. Las mujeres sólo superan en número a los hombres en puestos de empleado raso, mientras que los varones siguen siendo mayoría en todos los escalones de responsabilidad, desde encargados, a mandos intermedios llegando a los directivos, donde cada vez pesan menos ellas.
La Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el INE pone de relieve que de los 538.400 ocupados varones que hubo de media a lo largo de 2019, el 60,9 por ciento, es decir, 327.900 eran ‘curritos’, empleados con jefes y sin subordinados; mientras que de las 452.400 trabajadoras estaban abajo en la tabla 342.800, lo que representa el 75,7 por ciento del total.
Los trabajadores sin mando sumaron 670.600, y esta fue la única categoría dentro de las clasificaciones del INE, en la que el número de féminas superó al de hombres, y supuso el 51,1 por ciento ocupados, cuando un año antes eran el 48,5%.
Este ensanchamiento en la base para la mano de obra femenina contrasta con un estrechamiento en lo alto de la pirámide laboral. Los directivos de medianas o grandes compañías ascendieron a 2.700 el año pasado, de los que el 92,6 por ciento eran hombres, 4,6% más que el año anterior. Las mujeres fueron apenas 200, el 7,4 por ciento, cuando en 2018 eran el 14 por ciento.
Mejor acogida tuvieron como directivas en las pequeñas empresas, departamentos o sucursales, ya que alcanzaron el 30,4 por ciento de los puestos. En datos absolutos, fueron 20.000 las mujeres en esta categoría, frente a los 45.800 hombres.
La EPA anual revela asimismo una buena evolución de las mujeres en mandos intermedios, con 28.200 ocupadas y un 43,6 por ciento de la categoría. Los varones redujeron su presencia del 63,8 al 46,4 por ciento.
No les fue tan bien a las mujeres a la hora de colocarse como encargadas, jefes de taller o de oficina, capataces o similar, ya que solo ocuparon el 35 por ciento del global de empleados en esta categoría.
La brecha se ampliará.

Las secretarias regionales de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO, Yolanda Martín, y de Igualdad y Juventud de UGT, Ana Isabel Martín, advierten a Ical de que el colectivo femenino será el más perjudicado en la salida de la crisis por el coronavirus, con más desempleo, ya que los sectores más afectados como comercio y hostelería están muy femeinizados, y crecerá la brecha salarial.
Yolanda Martín indica que un 70 por ciento de los que sufrirán la crisis serán mujeres, un colectivo sobre el que impactará con «mayor profundidad». Asimismo, reconoció que en sectores que siguen, como el sanitario o supermercados, muchas mujeres han tenido que acogerse al cien por cien de la reducción por cuidados.
Ana Isabel Martín sentencia que el colectivo femenino asumirá buena parte de la crisis con un impacto en el empleo y considera contradictorio que en sectores masculinizados afectados por ERTE, los trabajadores seguirán cobrando más que las mujeres que continúan sosteniendo la economía.