El confinamiento dispara el consumo de internet

David Alonso
-

El uso del teléfono fijo en comparación con el periodo anterior al estado de alarma se ha elevado casi en un 200% los fines de semana y un 72% en laborables, el mayor repunte del país

Una mujer utiliza su ordenador durante los días del estado de alarma. - Foto: Patricia González

Un mes después de la declaración del segundo estado de alarma de la democracia, cada vez queda más patente como la crisis está trastocando hasta el extremo los hábitos de vida de los castellanos y leoneses. Con cuatro paredes como frontera, las opciones de ocio y esparcimiento para escapar de la monotonía diaria se reducen, y lo más sencillo es tirar del móvil u ordenador para evadirse de esta cinematográfica pandemia mundial. Videollamadas, cañas online o simplemente una llamada de teléfono se han convertido en uno de los pocos reductos de normalidad que todavía se mantienen en medio de la crisis sanitaria. Así lo reflejan los datos sobre consumo de internet en Castilla y León que maneja Telefónica, cuyo tráfico diario se ha disparado en comparación con el periodo anterior al estado de alarma, superando, y con creces, la media nacional y colocándose en multitud de variables entre las tres comunidades con mayores aumentos del consumo.  
Sin embargo, la directora general del territorio Centro de Telefónica, Marisa de Urquía, hace un llamamiento a la calma ante estos incrementos y recuerda que España tiene la tercera mejor red de fibra óptica del mundo «gracias, en gran parte, a las inversiones de Telefónica en épocas de crisis», algo que «nos da garantías de seguridad en esta situación». «Debemos estar tranquilos. La red de Telefónica está preparada para asumir estos picos de tráfico manteniendo los parámetros de calidad», asegura la responsable de la teleco española, que, por otra parte, reconoce que hace falta «un uso responsable de las redes, con recomendaciones sencillas como utilizar el teléfono fijo siempre que sea posible o priorizar el acceso a Internet para el teletrabajo o el teleestudio y desplazar las descargas de películas o el gamming para horas valle o de menor uso».
Solo en el caso de los móviles, el uso de internet se ha disparado entre un 30 y un 50% durante la segunda semana de abril respecto a principios de marzo, justo el doble que a nivel estatal –13-25%–, evidenciando el enorme tráfico que está soportado la red en la actualidad. Cifras que sitúan a la región en el tercer puesto en cuanto a incrementos de consumo registrados, solo superada por Extremadura y Galicia.
Las estadísticas revelan que apenas hay diferencias en los repuntes entre fines de semana y laborables, disparándose el consumo de móviles en ambos casos. Un uso, el del smartphone, que ya era elevado de por sí, toda vez que según el último estudio de ‘Navegantes en la Red’ de la AIMC, más del 90% de los castellanos y leoneses lo usa como principal puerta de entrada a internet.
En el caso de la fibra, igualmente se aprecian repuntes en su tráfico, aunque más discretos que en los móviles, anotando subidas de entre el 15 (fin de semana) y el 30%(laborables). Estos aumentos del consumo también están aparecen relacionados con la implementación masiva del teletrabajo, lo que ha multiplicado el uso de estos dispositivos para conectarse al red y poder trabajar desde su confinamiento.
No obstante, es en las llamadas de teléfono tradicionales donde Castilla y León ha roto todos los récords con incrementos de hasta el 185% los fines de semana y del 72% en laborales. Números que sitúan a la Comunidad como la primera de España en aumento porcentual y que ponen de manifiesto la importancia de estar en contacto con los nuestros. Realidad que también se traslada a las llamadas móviles, cuyos aumentos de entre el 76 y el 89% siguen la misma tendencia.



Las más vistas