"Reivindicaremos que se igualen las tasas de convergencia"

L.C.S
-
"Reivindicaremos que se igualen las tasas de convergencia" - Foto: David Castro

Entrevista a Miguel Ángel García Nieto, candidato del PP de Ávila a las Cortes de Castilla y León

Trabajar por sus paisanos, ahora desde las Cortes de Castilla y León, es el objetivo que se marca Miguel Ángel García Nieto en su nueva etapa política.

¿Cómo afronta su nueva aventura política después de su etapa de alcalde de Ávila y de senador?
Con ilusión renovada, con un conocimiento profundo de los temas y con la oportunidad de continuar resolviendo los problemas de la gente. Esto es lo que me mueve en esta nueva andadura.

¿Qué espera aportar como procurador que no hiciera desde sus anteriores cargos?
Después de estar en el Ayuntamiento, que es la verdadera universidad de la política, y de estar en el Senado, que me dio una visión importante de lo que es la política nacional y el funcionamiento de una cámara de representación territorial, creo que tengo la experiencia suficiente y la visión de los asuntos desde varios puntos de vista, y volcaré todo mi trabajo para que nuestra provincia ocupe el puesto que merece.

¿Cuál diría que es la principal diferencia con respecto a sus etapas pasadas?
Poder legislar en competencias directas en el gobierno de la Comunidad, que cada vez tiene más y más cercanas. En el Senado se hicieron leyes nacionales más especializadas, y en las Cortes espero tener la ocasión de legislar en competencias directas que nos afectan cada día, en los servicios básicos que usamos todos y que hacen que la sociedad funcione.

¿Tiene la sensación de que la población tiene claro que las Cortes de Castilla y León afectan directamente a su vida diaria?
Creo que cada vez más porque la Comunidad ha sabido extender toda su actividad en la vida de las personas. Aquello de la Junta de Castilla y León nos sonaba antes a música celestial, pero ahora nos suena como algo más cercano porque influye en nuestras vidas y porque hay que recurrir a esta administración para solucionar problemas.

Usted vivió épocas de mayorías absolutas de su partido, que ahora está muy lejos de ellas, ¿por qué? ¿qué cree que le ha pasado al Partido Popular para estar ahora en bajos porcentajes de apoyo?
Fundamentalmente dos cosas. La primera, que ha cambiado el arco parlamentario de una manera brutal, que el espacio de centro derecha que antes ocupábamos nosotros prácticamente solos ahora lo ocupan también otros partidos de nuevo cuño, casi todos nutridos de gente que antes estaba en el Partido Popular. Y la segunda, que han surgido partidos personalistas que solo obedecen a intereses personales y que están nutridos de personas que hasta ayer ocupaban incluso cargos del Partido Popular. Un mismo trozo de tarta ahora hay que compartirlo con más.

¿Y qué ha hecho el Partido Popular mal para que esa tarta también se la coman los demás?
Yo no creo que haya hecho nada mal. Esos partidos son oportunistas y creo que con el tiempo se irán desfondando. Ya le pasó a la izquierda. No creo que estas aventuras que giran alrededor de un solo líder sean lo que defienda los intereses de la gente. Con el paso del tiempo se quedarán los de siempre, los partidos generalistas que defienden los intereses de la gente.

Usted ha tenido trato personal con Pablo Casado, ¿le ve capaz de revertir la situación?
Por supuesto. Ha demostrado que tiene una capacidad sobrada y con el tiempo se va a demostrar. Cada vez que España va bien vienen partidos que prometen el oro y el moro y la gente por lo que sea lo compra, y cada vez que el país empeora porque esa gestión no es la que necesita, llamamos al PP para que arregle la situación. Pasó con González, con Zapatero y pasará con Sánchez, no tenga ninguna duda, y ahí estará Casado para solucionarlo. Esto es pura historia.

Las encuestas apuntan que pueden perder también Castilla y León...
Yo no me lo creo. Creo que vamos a ganar y gobernar. Lo que sí creo es que todos deberíamos pensar muy bien lo que vamos a hacer con nuestro voto. Hacer un ejercicio de reflexión, no sea que pase lo contrario de lo que pretendemos, como pasó el 28 de abril. Para no sacar una sucursal de Pedro Sánchez en Castilla y León hay que concentrar el voto de centro derecha en el PP, el único partido que es capaz de afrontar políticas que le pongan a Sánchez en su sitio y no le dejen hacer desde Castilla y León de su capa un sayo a nivel nacional.

Todo apunta a que necesitarán pactar, si de usted dependiera, ¿con quién lo haría?
Espero que tengamos suficiente representación y que Alfonso Fernández Mañueco sea el presidente de todos los castellanos y leoneses. Si no, habrá que hablar con todo el mundo y buscar fórmulas de gobierno para que nuestra comunidad siga avanzando, y eso es más fácil con fuerzas que comparten con nosotros ideas programáticas.

En su etapa de alcalde fue muy reivindicativo con Junta y Gobierno para que llegara un plan de empleo para Ávila, ¿lo volverá a pedir desde las Cortes?
Esto ha evolucionado bastante, y ahora lo que voy a pedir es que la Junta participe en la estrategia Ávila 2020. Aquí ya se ha puesto un modelo en marcha en el que está el Ayuntamiento y la Diputación y no puede ser que la Junta no participe como agente activo, como uno más aportando dinero, ideas y soluciones para que nuestras empresas hagan lo que tienen que hacer, que es generar puestos de trabajo. Además, me esforzaré para que se desarrolle el polígono de Vicolozano y para que existan líneas de incentivos para empresas.

¿Alguna queja o petición común por parte de los abulenses se está encontrando en sus recorridos por la provincia?
La conectividad, la necesidad de tener internet en todo el territorio es una de ellas. La recepción de la TDT es otra. El transporte también tiene problemas en algunas zonas que cuando dependan de la Junta nos empeñaremos personalmente en que se solucionen, y cuando dependan del ministerio seremos reivindicativos para que se haga. Luego está el tema de las infraestructuras, con algunas cosas singulares de los diferentes enclaves. Otro problema extendido es la falta de industria y ahí tenemos que esforzarnos porque no puede ser que la Comunidad no crezca de manera nivelada, que haya una diferencia de crecimiento en cuota de convergencia de más de 20 puntos entre unas provincias y otras. Eso hay que corregirlo con espíritu de generosidad para que los que más lo necesitamos podamos avanzar. Nadie pretende que estemos a la par, pero esas diferencias no pueden existir. Vamos a ser muy reivindicativos con este tema, para que Ávila se vaya igualando en esas tasas de convergencia.

¿Cuál cree que es la necesidad prioritaria que desde la Junta se debería atender para Ávila?
No diría una sola. Es imposible. Pero la primera es el empleo. El objetivo de pleno empleo en cuatro años. La segunda, el desarrollo industrial. El acelerador lineal es otra necesidad aunque ya está en vía de solución, pero hasta que no lo vea funcionando no pararé. Y atender las peticiones de conectividad.

Si tuviera que destacar un hecho diferenciador de la candidatura del PP con la del resto de partidos que se presentan a estas elecciones en Ávila, ¿cuál sería?
Nos diferenciamos en bastantes cosas. Ningún partido ofrece una candidatura como la nuestra en experiencia de gobierno. La candidatura del PP lleva el apellido de municipalista. Todos hemos sido alcaldes, concejales, o están en candidaturas para serlo. Sabemos muy bien lo que necesitan nuestros paisanos. Eso también nos diferencia. Y también la sensatez, la centralidad, la responsabilidad y pasión por nuestra tierra. Nos hemos caracterizado, y los abulenses ya me conocen, por defender sus intereses con espíritu reivindicativo y exigente. Algunos se presentan con el ánimo de simplemente tener el minuto de gloria sin saber siquiera que es lo que de verdad necesita nuestra tierra.