La moda sostenible reina en la pasarela

SPC
-

El Fórum Evolución de Burgos acogió la jornada inaugural de la XXII Pasarela de la Moda de Castilla y León, que finalizará el jueves

La diseñadora María Lafuente saluda al público tras mostrar su nueva colección. - Foto: Ical

La moda sostenible y los tonos suaves abrieron ayer la XXII edición de la Pasarela de la Moda de Castilla y León, en un evento donde varios diseñadores apostaron por el uso de materiales ecológicos y sostenibles con el medio ambiente, un hecho que preocupa a la sociedad actual, y que se traslada ahora al mundo de la moda.
El Fórum Evolución, Palacio de Congresos y Auditorio de Burgos, acogió la jornada inaugural de este evento, en el que se dan cita 22 firmas del sector de la moda de la comunidad, y que busca promocionar un sector estratégico de la economía regional. De esta forma, la capital burgalesa acoge un año más este evento, cuya madrina este año es la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada, una de las máximas exponentes de la moda española, que protagonizará el desfile de clausura, el jueves 24 de octubre.
La jornada comenzó con el desfile de la diseñadora María Lafuente, que presentó su colección ‘Alquimia’, con la que homenajea la capacidad de transformación y transmisión de conocimiento, así como la posibilidad de transformar los sueños en realidad. Los tonos blancos, rosas, negros y amarillos llenaron la pasarela burgalesa, incorporando algunas de las grandes tendencias en moda de este otoño-invierno 2019, como es el caso del calzado. En relación a los colores, María destacó el tono amarillo, que afirma que es un color «muy energético» que le da «luminosidad» a la colección.
En declaraciones a los medios de comunicación recogidas por Ical, tras finalizar su desfile, María Lafuente explicó que esta colección se caracteriza por la «innovación y la sostenibilidad», destacando el uso de los tejidos tencel, un material que procede de los árboles de eucalipto, que «consume dos tercios menos de agua cuando se le tiñe», explica. En este sentido, la diseñadora aseguró que le parece «maravilloso» poder utilizar materiales que sean biodegradables y naturales.
El desfile continuó con la nueva colección de By Imelda, titulada ‘Eternity’, con la que su diseñadora combina los diseños creativos, a base de colores vivos, y donde no pudieron faltar sus prendas más características, como los bolsos. En esta ocasión de gran tamaño, y repletos de colores.
Una colección a la que la diseñadora definió como «la más bonita» de todas las realizadas hasta ahora, por ser la última realizada, y que está inspirada en «el mar, el entorno de la ecología y la protección de la naturaleza». En este punto, Imelda explicó que esta colección es tan especial debido a que logra una coordinación «totalmente distinta hasta ahora», debido a que, al contrario que en otros desfiles donde buscaba combinar los zapatos con el bolso, esta vez ha optado por combinar este accesorio con el vestido.
El tercer desfile corrió a cargo de la diseñadora Eulalia Mateos, que presentó una colección de otoño-invierno, titulada ‘Calma’ debido a la «necesidad que tenemos a veces en la vida de tener esos momentos de ataraxia, calma y tranquilidad que complementan al caos», explicó. Su colección, se caracterizó por los colores neutros, combinados con el negro, donde predominan los rosas, los blancos y los grises, afirmando que «siempre ve la elegancia en colores suaves». Con respecto a las líneas, la diseñadora explicó que es «muy fiel a su estilo», utilizando líneas sencillas y fluidas, con cortes básicos.
Trajes de novia y hadas

Los trajes de novia «imperiales» y el mundo mágico de las hadas cerraron la primera jornada de la XXII Pasarela de la Moda de Castilla y León. Los diseñadores Ainhoa Salcedo y Santiago García, a través de su marca Di de Sant, ofrecieron al público sus últimas novedades, con sus colecciones ‘Like a Queen’ y ‘Donde está el país de las hadas’.
De esta forma, el público burgalés pudo ver encima del escenario, trajes de novia muy originales, que recordaban a las princesas, con grandes coronas, escotes en forma de corazón, espaldas descubiertas y muchas joyas, implantadas en los propios vestidos. Por último, la marca Di de Sant, del diseñador Santiago García, fue la encargada de cerrar esta primera jornada, presentando un mundo de fantasía centrado en las hadas.


Las más vistas