El Ayuntamiento tendrá que dar una «satisfacción lógica a los promotores»

L.C.S.
-

Alberto Plaza reconoce que desde el Consistorio se barajan ya «posibles vías de compensación» por si no prosperara el recurso ante el Tribunal Supremo, que aún se está estudiando

El Ayuntamiento de Ávila tendrá que dar una «satisfacción lógica y equilibrada a los propietarios» de los terrenos cedidos para la construcción del Cylog, en caso de que no prosperara el recurso ante el Tribunal Supremo después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) decidiera anular la ampliación del Plan General de Ordenación Urbana de Ávila (PGOU)  hacia Naturávila, zona que se iba a recalificar para dar cumplimiento al convenio urbanístico firmado con la empresa Fuentebuena, que fue la que cedió los terrenos para la construcción del Cylog.
Así lo ha asegurado Alberto Plaza, teniente de alcalde de Servicios a la Ciudad, que recordó que la sexta modificación del PGOU ahora anulada obedecía «a la obtención de unos terrenos de propiedad privada para la construcción del Cylog y su cesión a Nissan. Evidentemente esos propietarios privados de una forma o de otra tienen que ser resarcidos, así está contemplado en nuestra Constitución con el  derecho a la propiedad». Por ello, recordó «lo que se planteó fue un convenio urbanístico para dar cumplimiento a ese resarcimiento», pero «una vez que no se puede materializar como estaba previsto en el convenio en el lugar indicado, porque era uno de los lugares más lógicos de desarrollo de la ciudad, lo que nos queda es estudiar otras posibles vías de compensación».