Solidaridad y afición a partes iguales

A.S.G.
-

Rubén Peña, gran aficionado al ciclismo, gana la subasta solidaria y consigue la bicicleta con la que Alberto Contador ganó el Giro 2011. Los beneficios, para Cruz Roja Responde

Solidaridad y afición a partes iguales

Ciclismo, Alberto Contador, solidaridad y Rubén Peña, cuatro ingredientes y cuatro protagonistas de una historia solidaria que ha llevado al futbolista abulense del Villarreal a ganar la subasta solidaria en beneficio de Cruz Roja y con ello la bicicleta con la que Alberto Contador ganó el Giro de Italia 2011. El abulense, gran aficionado a este deporte –«toda la vida he sido un gran aficionado al ciclismo»– , se convertía así en el protagonista de una iniciativa solidaria promovida a través de la plataforma eBay y en la que Alberto Contador ponía a subasta hace unas semanas la bicicleta con la que ganó el Giro de Italia 2011 –del que posteriormente sería desposeído– y corrió el Tour de Francia del mismo año y que forma parte del recuerdo de los aficionados por los ataques del corredor de Pinto subiendo Alpe d’Huez. Tal fue el éxito de la subasta desde el primer momento que la propia plataforma colapsó al alcanzar inicialmente el límite permitido de los  19.000 euros. Una cifra que siguió creciendo hasta alcanzar los 22.000 euros –según señala el propio Contador a través de un vídeo– y que serán destinados al Plan Cruz Roja Responde con el que la ONG está atendiendo en diversos ámbitos las consecuencias de la pandemia del COVID-19. Precisamente fue este fin solidario –«me animó mucho a poder colaborar de esta forma»– lo que movió a Rubén Peña a lanzarse a por la bicicleta.  
Una subasta solidaria y una bicicleta que han unido a futbolista y ciclista, que a través de un vídeo han dado a conocer la historia y que arranca con el propio Alberto Contador sacando la bicicleta de su museo para ponerla en manos de un deportista «que la va a apreciar y valorar muchísimo. Mejor causa imposible». Y el deportista al que se refiere el ciclista madrileño es Rubén Peña, que no duda en calificar la bicicleta como «joya» ya con el ‘premio’ en el salón de su casa. «Me hace una ilusión tremenda tenerla, ya que soy un gran admirador de Alberto Contador y del ciclismo y qué mejor manera que haberlo hecho que colaborando a favor de Cruz Roja Responde a través de su iniciativa para luchar contra el COVID-19» explica Peña, que reconoce que de la mano del de Pinto ha disfrutado de grandes tardes de ciclismo.
Una conversación a través de vídeo entre ciclista y futbolista en el que Contador, cuyos inicios deportivos «fueron en el fútbol, aunque no era lo mío», quiso agradecer al abulense «ser la persona que más ha pujado en la subasta de esta bicicleta tan especial para mí. Sé que eres aficionado a este deporte, que la vas a valorar, que va a ocupar un lugar muy especial en tu casa».
Una relación que puede tener continuidad, pues si Contador ha invitado al abulense a dar un paseo, Peña ha invitado al madrileño al Estado de la Cerámica.