Madrid Nuevo Norte, en 'standby'

Europa Press
-

Carmena se ve obligada a paralizar la 'Operación Chamartín' hasta después de las próximas eleeciones ante la no comparecencia del PP en la última reunión y la negativa del PSOE a convocar una comisión y un pleno de carácter extraordinario

Madrid Nuevo Norte, la denominada Operación Chamartín, no recibirá luz verde definitiva dentro de la actual Legislatura municipal porque el Ayuntamiento de la capital no convocará finalmente el pleno extraordinario para aprobarla antes del viernes. 
La decisión se ha tomado después de la reunión que la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha mantenido con dos de los tres grupos de la oposición, Ciudadanos y PSOE. 
Así, de momento, la que constituye una de las mayores operaciones urbanísticas de Europa no será una realidad antes de la elecciones por la "inviabilidad" técnica y jurídica de contestar a los últimos requerimientos planteados por la Comunidad, según indicó delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y detalló la alcaldesa. 

La Comunidad ya ha remitido el informe ambiental sobre Madrid Nuevo Norte al Ayuntamiento
La Comunidad ya ha remitido el informe ambiental sobre Madrid Nuevo Norte al Ayuntamiento - Foto: DISTRITO CASTELLANA NORTE
Además, el PSOE también ha rechazado convocar una comisión y un pleno de carácter extraordinario y urgente "a las puertas" de los comicios de este domingo, según indicó la socialista Mercedes González. 
Por contra, Ciudadanos ha defendido que se debía convocar el pleno, aunque fuera "sin dormir" mientras que, por su parte, el PP no ha acudido a la reunión con la alcaldesa, al considerar que no tenía validez alguna y que lo único aceptable hubiera sido una junta de portavoces. 
Tras el encuentro, Carmena ha explicado que, una vez consultada la jurisprudencia, se ha encontrado con que se podían topar con "algún tipo de riesgo", por lo que finalmente ha optado por no convocar ni comisión ni pleno de carácter extraordinario y urgente.

Cuatro nuevas condiciones de la Comunidad 

La alcaldesa ha reconocido que, para ella, hubiera sido importante "que se hubiera podido aprobar", pero que se han encontrado con varias "sorpresas", como que el informe remitido 'in extremis' por la Comunidad "exige cuatro nuevas condiciones que es necesario analizar". 
Se trata de condiciones "todas ellas aceptables y a las que darán cumplimiento, pero no en 24 horas", añadió. 
"A la vista de todo ello, lo lamento mucho pero para gobernar hay que ser audaz y prudente. Es importante para mí que se aprobara en un pleno, pero reconozco que no lo puedo poner en peligro", ha declarado Carmena, quien, no obstante, si repite como alcaldesa, se ha comprometido a elevar Madrid Nuevo Norte al primer pleno ordinario que se convoque pasadas las elecciones, ya en julio. 
Carmena ha lamentado que el informe de impacto ambiental se haya remitido por la Comunidad "en estas condiciones, con esta oscuridad y con este tiempo, cuando se sabía que ya no se podía cumplir". 
Además ha cargado contra el presidente de la Comunidad en funciones, Pedro Rollán, que "ha incumplido", porque prometió enviar el informe antes del 15 de mayo y no lo ha hecho "por estrategia", para perjudicarla a ella y a su candidatura.

Mayor operación urbanística de Europa 

El proyecto Madrid Nuevo Norte, sobre el que se lleva trabajando más de 25 años, constituye uno de los mayores proyectos urbanísticos de Europa y lleva asociada una inversión de unos 6.000 millones de euros. 
Según el último acuerdo alcanzado por las tres administraciones implicadas en su puesta en marcha, supondrá la construcción de 10.500 viviendas, de las que el 20 por ciento serán de protección oficial, además de la remodelación de la estación ferroviaria de Chamartín y la cobertura de sus vías, y la promoción de un gran centro de negocios.