El Cristo del Caño y la Virgen de la Vega vuelven a casa

M.R
-

Ambas imágenes procesionaron este domingo desde las parroquias de El Barco de Ávila y Piedrahíta hasta sus respectivas ermitas

El Cristo del Caño y la Virgen de la Vega vuelven a casa

El calendario avanza inexorable y, con él, las fechas marcadas en rojo en el calendario. En el caso de El Barco de Ávila y de Piedrahíta la tradición festiva manda que el último domingo de octubre las imágenes más veneradas en ambos municipios retornen a sus respectivas ermitas procedentes de las parroquías de esas dos localidades, en las que permanecen desde las fiestas mayores dedicadas tanto al Santísimo Cristo del Caño como a la Virgen de la Vega.

En El Barco de Ávila, este domingo acompañaron a la venerada imagen en su camino de regreso un buen número de barcenses, con la Corporación municipal a la cabeza de la procesión y la junta directiva de la Cofradía del Santísimo Cristo del Caño.

El sol acompañó en tan entrañable despedida y también lo hizo el Grupo de Coros y Danzas, que participó en la procesión junto al grupo de dulzainas, dando el colorido y el toque folklórico a una procesión que fue seguida con el fervor que el Santísimo Cristo del Caño despierta entre los barcenses, que vieron cómo la imagen cruzaba el Puente Viejo con destino a su ermita.

El Cristo del Caño y la Virgen de la Vega vuelven a casaEl Cristo del Caño y la Virgen de la Vega vuelven a casa

También en Piedrahíta los fieles arroparon a la Virgen de la Vega en el camino de vuelta desde la iglesia parroquial hasta su ermita, situada en el paraje de excepcional belleza en el que cada año se celebra la romería en su honor. Grandes y pequeños no quisieron faltar a la cita con la patrona, a la que suelen encomendarse y rendir tributo siempre que tienen ocasión.


Las más vistas