Más de 500 jóvenes se incorporan al campo desde 2014

B.M
-

Asaja cerró su ciclo de los últimos meses hablando de 'La incorporación de los jóvenes a la agricultura, clave para la fijación de la población rural'

Más de 500 jóvenes se incorporan al campo desde 2014

Asaja cerró su ciclo formativo del último mes con una jornada en la que se habló de un tema clave como es la despoblación y, en este caso, destacando la incorporación de los jóvenes a la agricultura como clave para la fijación de la población rural. Con presencia de los presidentes provincial y regional de la organización agraria, Joaquín Antonio Pino y Donaciano Dujo, se aprovechó esta jornada para ofrecer algunos datos y realizar las correspondientes reivindicaciones.
En el primer apartado, se señaló que desde 2014, con las últimas cuatro convocatorias, se han incorporado al trabajo en el campo en Castilla y León 3.366 jóvenes, de los cuales 505 (un 15 por ciento) corresponden a Ávila. En cuanto a la PAC, de las 70.000 peticiones de ayuda presentadas, solo 7.000, un 10 por ciento, fueron de menores de 40 años.
Es por ello que se puso el acento en la importancia de ayudar a los jóvenes en su entrada al mundo de la agricultura y ganadería, por lo que se anunció la «inminente» convocatoria de las ayudas para la incorporación de jóvenes y mejora de las explotaciones, en las que además se van a mejorar las condiciones.
Ademas, según relató Donaciano Dujo se ha pedido, «y creo que vamos por buen camino», puntualizó, que sea habitual «que en los primeros meses del año haya convocatoria para la incorporación» de los jóvenes al mundo del campo y no se esté al «antojo político o de la administración». También habló de la importancia de la PAC ya pensando en el panorama hasta 2027 y con el Programa de Desarrollo Rural al que se liga este tipo de ayudas.
Se recordaron además otros problemas a los que se tienen que enfrentar como ocurre con los precios, tarifas de riego o falta de «sensibilidad» con los regantes por parte de la confederación hidrográfica. Se habló de que los productores están vendiendo «a los mismos precios que hace 30 años» lo que supone «desmantelar» la agricultura y la ganadería en un sector que es el que proporciona los alimentos y donde destacó los importantes controles sanitarios que se realizan por lo que piden que «se identifique claramente los productos de España».
futuro del sector. El futuro del sector, destacó Dujo, pasa por la incorporación de los jóvenes y para ello hace falta que vean «futuro, alegría y solvencia económica y social», especialmente de sus propias familias porque es de ahí de donde llega la incorporación. Hacen falta elementos para garantizar la «rentabilidad» como el precio de la venta, un regadío más cómodo o un seguro agrario que compense.
Joaquín Antonio Pino se refirió a a la importancia de «apostar» por los jóvenes para que haya renovación en el campo y por ello en las jornada se les iba a hablar de temas como beneficios fiscales, ayudas o innovación. No dudó en hacer un llamamiento a las administraciones para que cuiden cada expediente presentado y pidió «políticos comprometidos» con el mundo del campo para poder hacer frente a los problemas que enfrenta un sector que ayuda a «luchar contra el cambio climático, frena la despoblación y vertebra territorios» como Ávila o Castilla y León. 

En este contexto, desde Asaja no se deja de reivindicar que se tomen medidas para que Ávila esté "libre de lobos" y se pide implicación tanto a la administración como a la sociedad.

También se recordaron otros problemas a los que se tienen que enfrentar como ocurre con los precios, tarifas de riego o falta de sensifilidad con los regantes por parte de la confederación hidrográfica.