Piden ahora que se tapen los contenedores

J.C.H
-

Los responsables del Consorcio Provincial Zona Norte, tras la experiencia de 50 días de alarma, constatan que el cierre de tapaderas reduce el riesgo para los trabajadores sin aumentar el de los usuarios

Piden ahora que se tapen los contenedores

El Consorcio Provincial Zona Norte, que gestiona y trata los residuos del norte de la provincia, inluida la capital abulense, y cuya planta se ubica en terrenos del barrio abulense de Urraca-Miguel,  ha decidido recomendar que las tapas de los contenedores de residuos de la fracción resto que gestiona permanezcan cerradas a partir de ahora, según indica en una nota de prensa la Diputación Provincial de Ávila.  En la misma, aclaran que a raíz de la declaración del estado de alarma, hace siete semanas, se prefirió mantenerlas abiertas, «en principio, para evitar que los ciudadanos tuvieran que tocarlas al depositar la basura y, por tanto, dificultar la propagación del SARS CoV-2, el coronavirus causante de la COVID-19».
Sin embargo, añaden desde la institución, a la luz de la experiencia de estos casi 50 días y «con todas las reservas por las incógnitas que aún plantean el virus y su propagación», explica el presidente del Consorcio, José Luis del Nogal, «se entiende más adecuado mantener los contenedores cerrados porque las posibles ventajas de la apertura continua no compensan los inconvenientes que produce esta práctica». Se refiere Del Nogal, según detalla la Diputación, a los malos olores, la atracción de animales, la dispersión de residuos y la recogida de aguas de lluvia que suponen la apertura permanente de los contenedores.
Y es que, para la protección de los trabajadores «es preferible mantener los contenedores cerrados, porque tener que manipular la basura o entrar en contacto con ella al acondicionar el contenedor, vaciar aguas, limpiar el entorno por la dispersión de residuos, recoger volcados, etc., presenta claramente más riesgo que limitar el contacto al propio contenedor», explica el presidente del Consorcio. También, señala, «hay que tener en cuenta que algunos de estos riesgos afectan también a todos los ciudadanos, usuarios o no de los contenedores». En esta línea, desde la institución provincial, y haciendose eco de la opinión del Consorcio Provincial se argumenta «que el eventual contacto con la tapa del contenedor no aparenta ser un riesgo alto para los ciudadanos. Al menos, no mayor que otros contactos que necesariamente se realizan en el exterior de los domicilios y que exigen el mismo nivel de precaución. Asimismo, se recuerda que otros contenedores, como los de recogidas selectivas, no permiten su apertura y son usados con normalidad.