Casi 250 actos contra la ordenanza de convivencia ciudadana

I.Camarero Jiménez
-

Entre las acciones más repetidas en 2019 en la capital, daños en la calzada, aceras o mobiliario y actos vandálicos en general

Casi 250 actos contra la ordenanza de convivencia ciudadana - Foto: David Castro

Hace escasos días, en pleno confinamiento, alguien tuvo la idea de realizar pintadas en el exterior de las instalaciones de Las Tenerías. Una gracia que al final pagamos todos de alguna manera y que no aporta nada a la sociedad, pues tampoco es que fuera muy artístico el grafitti que digamos y ante todo que va en contra de la ordenanza de convivencia ciudadana de la ciudad (un texto que data de 2008).
 Pues bien hoy lo recordamos e ilustramos esta información con esa imagen de los daños en Las Tenerías porque tristemente es un hecho  que retorna con asiduidad. No son las pintadas las que más se repiten desde luego, pero lo hemos podido ver casi en una decena de ocasiones durante el año 2019, nueve para ser exactos. Forma parte de la estadística que lleva el Ayuntamiento y que culminó con 245 actos contra la ordenanza durante esos doce meses del año pasadoen la ciudad de Ávila. Lo más habitual son los daños en la calzada, en las aceras y en el mobiliario en general, de hecho cuatro de cada 10 actos a manos de los vándalos se englobaron en este concepto.
Los actos vandálico s en general supusieron 41del total de las  (malas) acciones.
El botellón suma 25 infraciones y los daños en contenedores otros 17 (11 de ellos fueron pasto de las llamas). También se produjeron en ese periodo de un año daños materiales en el mobiliario urbano en general: 13 veces más. Y en otras 28 esos daños en el mobiliario fueron por efecto del fuego, de incendios provocados.
En 11 ocasiones más los árboles y las plantas fueron la diana de esos vándalos, ya fuera por destrozos en general o porque en el caso de las plantas fueron arrancadas del lugar en el que habían arraigado. 
Con esta información lo que queremos es visibilizar que los daños de este tipo cuestan dinero y todo suma, si bien desde el Ayuntamiento apuntan que es complicado hacer una valoración global de daños entre otras cosas porque suelen «ser competencia de varias áreas», además ante el daño lo que se hace por lo general es reponer o reparar lo más inmediatamente que se puede(si es pintada, por ejemplo, se encarga el servicio de limpieza de adecuar el espacio lo antes posible; si es un contenedor, la empresa también lo repone...)
En cuanto a las sanciones, la mayoría de las ocasiones son actos para los que no se encuentra al culpable o los culpables, solo las consecuencias de esos actos. Cuando Policía Local denuncia una acción de estas características hay posibilidad de incoar dos expedientes: el primero, por un acto vandálico como tal, que supone infracción de la ordenanza de convivencia ciudadana; el segundo, expediente para la restitución del daño en el caso de que se conozca al autor / los autores. Aunque sea difícil localizar al culpable la ordenanza contempla multas. El capítulo IV de la misma entre los artículos 28 y 39 lo recoge al tiempo que define lo que son infracciones muy graves y graves (leves son las que no entran en las dos primeras categorías).
trabajos a la comunidad. Existe la posibilidad de realizar trabajos para la comunidad en el caso de un menor o si es la primera infracción que se comete, siempre que quede demostrado.
Desde el Ayuntamientode Ávila sí se apela, en todo caso, a la responsabilidad ciudadana para denunciar hechos que conozcan similares, pero también para contribuir al cuidado y respeto por unos bienes que son de toda la ciudad y contribuyen bien a dar servicio a los vecinos bien a mejorar la imagen misma de la capital abulense.