Nissan adelanta el ERTE previsto en el convenio a septiembre

E.C.B
-
Nissan adelanta el ERTE previsto en el convenio a septiembre

La compañía anuncia que aplicará las medidas de flexibilidad temporal de forma rotatoria, mientras que más de la mitad de la plantilla continuará trabajando en la planta. El comité de empresa se opone a ese adelanto del ERTE

La dirección de Nissan se ha reunido este viernes con la representación de los trabajadores para anunciar que la nueva etapa que comenzará en septiembre arrancará con más de la mitad de la plantilla trabajando. En torno al 51% del total de la plantilla continuará trabajando desde ese mes en proyectos actualmente en marcha en la planta y que estaban previstos para 2020, como, por ejemplo, la pintura, sellado y embalaje de piezas de varios modelos de la Alianza, la soldadura de puertas o la fabricación del portón trasero de varios modelos de Renault. Por otro lado, las cinco prensas necesarias para la nueva actividad de estampación ya están contratadas y algunas ya se encuentran en Ávila. Su instalación en el edificio de estampación del polígono de Hervencias empezará en febrero de 2020. 

El acuerdo firmado en 2017 entre la dirección y el comité de empresa establece la aplicación de medidas de flexibilidad temporal (ERTE) durante el periodo 2020-2023. Ya que la reconversión de la planta se está acelerando, el equipo directivo de la compañía ha propuesto a los sindicatos adelantar a septiembre de este año el inicio de dichas medidas, comenzando así las negociaciones sobre la aplicación de las mismas. Estas medidas de flexibilidad, tras el fin de la producción del camión NT400/Cabstar a primeros de agosto, afectarán a poco más de 200 trabajadores de forma rotatoria, y no supondrán un impacto para los trabajadores ya que ningún empleado consumirá la prestación máxima (720 días) durante el período total de duración del ERTE. Aparte de ello, en septiembre comenzará un nuevo plan de formación para la plantilla hasta julio de 2020 que incluye unas 200 horas de formación para cada trabajador.

Nissan completará este año el 80% de las inversiones previstas para la transformación de la planta de Ávila, al invertir 20 millones de euros, que se suman a los 11 millones desembolsados en 2018. Un hecho que, según fuentes de Nissan, "evidencia el compromiso de la compañía con el centro abulense, la ciudad de Ávila y con Castilla y León".

El comité de empresa, sin embargo, ha expresado a través de su presidente, Felipe González, su oposición al adelanto del ERTE, al considerar que supone «un incumplimiento de los acuerdos firmados». No obstante, como cualquier modificación debe ser pactada entre las partes, se abre ahora un periodo de consultad de 30 días y la representación de los trabajadores abre la puerta a llegar a un acuerdo en futuras reuniones, la primera prevista para comienzos de la próxima semana.
Y es que, según González, el convenio colectivo «plantea otras medidas de flexibilidad previas antes de tener que aplicar el ERTE» y en esa línea quieren trabajar.