El estudio serológico se hará con hogares de doce municipios

E.Carretero
-

La Gerencia de Salud de Ávila espera iniciar el estudio, en el que participarán un millar de abulenses, esta semana, una vez que lleguen los tubos de recogida de muestras

El estudio serológico se hará con hogares de doce municipios - Foto: David Castro

La Gerencia de Salud de Ávila espera comenzar esta semana el estudio de seroprevalencia (ENE-COVID) que van a realizar el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), junto con las comunidades autónomas, con el que se trata de estimar el porcentaje de la población que ha desarrollado anticuerpos frente al nuevo coronavirus, con el objetivo de que esta información ayude a tomar futuras decisiones para el manejo de la pandemia.
De hecho, en la Gerencia de Salud de Ávila ya se ha recibido la información sobre la muestra de población seleccionada por el INE de forma aleatoria que de forma voluntaria participará en este estudio planteado en dos fases, como explica María Antonia Pedraza, gerente de Asistencia Sanitaria de Ávila, que apunta que la primera de ellas previsiblemente se iniciará esta semana, mientras que la segunda se llevará a cabo del 18 al 31 de mayo. Unas 510 personas participarán en cada de las dos rondas planteadas en este estudio que en el caso de la provincia de Ávila se llevará a cabo con población de una decena de zonas básicas de salud y en una docena de municipios. Concretamente, los municipios seleccionados por el INE para la realización de este estudio son La Adrada, Arévalo, Ávila capital, El Barco, El Bohodón, Candeleda, Constanzana, El Hoyo de Pinares, Las Navas del Marqués, Pedro Rodríguez, San Martín del Pimpollar y El Tiemblo. Dentro de estas localidades se ha elegido una calle concreta y un número de la misma, donde puede haber una vivienda individual o colectiva cuyos vecinos serán los que participen en esta encuesta.  
En concreto, y estimando que cada vivienda cuenta de media con 2,5 personas, en la provincia de Ávila se han seleccionado 204 hogares para participar en cada una de las dos fases en las que se va a desarrollar este estudio que se pondrá en marcha en los próximos días y una vez lleguen a Ávila los tubos para la recogida de muestras, explica Pedraza.
Además de responder a un breve cuestionario en el que se pregunta si se ha tenido sintomatología previa y también sobre la actividad laboral a la que se dedica cada seleccionado en el caso de estar en activo, a los participantes en el ENE-COVID se les realizarán pruebas serológicas para determinar si tienen anticuerpos frente al virus. Estas pruebas, consistentes en un test rápido a través de un pinchazo en el dedo, se realizarán en los centros de salud de cada zona básica, si bien en el caso de personas que tengan problemas para desplazarse a los mismos también se contempla la posibilidad de que el personal sanitario se desplace hasta las viviendas. Los resultados de estos test estarán disponibles en  15 ó 20 minutos y servirán para se obtener una estimación poblacional de la presencia de anticuerpos del virus.
«Lo que se pretende hacer es un estudio de prevalencia para conocer la situación epidemiológica en esos momentos», apunta la gerente de Asistencia Sanitaria, que explica que estos test pueden arrojar  varios resultados: que el paciente no haya tenido la enfermedad, que la haya pasado ya y adquirido por tanto inmunidad frente a la misma o que en ese momento la esté desarrollando.
Las calles de los municipios seleccionadas para participar en este estudio pertenecen a una decena de zonas básicas de salud, en este caso a las de Ávila Sureste, Ávila Suroeste y  Ávila Estación, las tres en la capital abulense, así como a las de Gredos, Arévalo, Las Navas del Marqués, Cebreros, Sotillo de La Adrada, Candeleda y El Barco  de Ávila. Cada uno de los hogares seleccionados al azar recibirá en los próximos días  una llamada telefónica para informar a sus residentes sobre los objetivos del estudio ENE-COVID, solicitar su consentimiento y concertar la visita domiciliaria, o la cita en el centro de salud que en el caso de Ávila, apunta Pedraza, se intentará hacer coincidir con el día de extracciones.
La participación en el estudio es voluntaria, pero desde el Ministerio apuntan que «es muy importante la colaboración de todas las personas seleccionadas para que la información del estudio sea una foto real de la situación».