El Ávila Auténtica se desquita con el Betanzos

A.S.G.
-

88
Ávila Auténtica
54
Betanzos
Finalizado
Ibrahima y Janssens lideran a los verderones ante el conjunto gallego, que apenas aguantó el primer acto. Importante dominio del rebote con 46 frente a 23. «La victoria compensa todo lo que llevamos entrenando»

El Ávila Auténtica se desquita con el Betanzos - Foto: Ana I. Ramirez

El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar se desquitó del mal sabor de boca que le dejó su debut en la Liga EBA en la cancha del Porriño Baloncesto Base y superó sin problemas a un Santo Domingo Betanzos que anunciaba mucho más de lo que se vio sobre el parqué del CUMCarlos Sastre. Ayudó la buena defensa de los verderones –46 rebotes frente a los 23 de los gallegos– y la labor de Ibrahima y Janssens. Si el francés de desplegó por todo el campo, el belga, que llegó a ultima hora de la pretemporada, le puso una marcha más a un partido que se decantó para los locales cuando empezaron a correr en pista. En estático sufren, pero a la ‘carrera’ son factor diferencial. Con el rebote dominado, se hicieron el partido a tumba abierta.   
Un triple de Álvaro Tebar abría el encuentro ante el Santo Domingo Betanzos. Primera y única canasta en cuatro minutos en un arranque al que le faltaba ritmo y le sobraba ansiedad. Al ecuador 5-2, antes de que Rozas, entrara en juego. Hampl arañaba el 7-4. Los verderones hacían daño a la carrera, pero no encontraban el espacio para correr. Entre tanto Rozas y Guillermo pusieron a los de Iván Villaverde por delante (7-8, minuto 7).  El triple de Lombos (10-8) no apaciguó los ánimos de un Betanzos que se agarró a Guillermo. Era Rozas el bueno pero fue Guillermo Pereiro, con 9 puntos consecutivos y un último triple (15-10, minuto 8) el que obligó a José Antonio Sánchez a pedir tiempo muerto, mover fichas  y cambiar el escenario. Saltó Janssens a pista. Cuatro puntos consecutivos del belga, que volvía a hacer correr al equipo, dejó a los verderones a tiro de piedra al final del primer cuarto (16-17).
Siguió la inercia positiva el Ávila Auténtica Carrefour ElBulevar con la que acabó el primer cuarto. Un parcial acumulado de 11-0 para colocar el 25-17 –minuto 13– con una gran jugada entre Tebar y Janssens, que seguía con una marcha más. Se quedó clavado Betanzos en el marcador, que pedía tiempo muerto para volverse a meterse en dinámica en un partido que quería romper el equipo de José Antonio Sánchez. Empezaba a distanciarse el equipo verderón. Un triple de Tebar, un mate de Ánder y el 32-19 en el marcador a 4’04’’ del descanso. El parcial seguía creciendo. Ibrahima –12 puntos al descanso– empezó a hacer valer su físico, en defensa y en ataque. Seis puntos consecutivos (38-23, minuto 18) ante un Betanzos al que le costaba un mundo acercarse a canasta local. Abelleira, con dos triples (38-29) consecutivos, quiso volver a abrir el camino en un cuarto nefasto para los visitantes, que consiguieron maquillar el marcador al descanso (40-31).
Entre triples se movieron Lobo y Daniel Martín (47-36, minuto 24) en un inicio de tercer cuarto en el que los verderones quisieron afianzar su ventaja y el Betanzos volver a meterse en el partido. A Rozas se le fue la mano con Lobo. Técnica y jugada de cuatro. Acertó Hampl en el tiro libre y Lombos en el triple en la siguiente posesión para ponerse de nuevo en máximas (55-36, minuto 26). El Santo Domingo Betanzos estaba fuera de partido. Demasiado pronto se marchó. No se confió José Antonio Sánchez. Poca rotación. Mucho menos de Ibrahima y Janssens, que entendieron a la perfección lo que pedía el duelo, que se volcaba cada vez más del lado de los verderones. Triple de Lombos (65-43, minuto 29) y partido visto para sentencia. Ya lo estaba hacía rato.
El último cuarto quedó para poco. Cayeron las pulsaciones de ambos. Ni los menos habituales encontraron verdaderos motivos para animarse. Volvió a verse anotar a Guillermo, anulado en el tercer cuarto después de una primera mitad en la que tiró de los suyos con 17 puntos, y sacó su oficio Hampl para mantener las distancias en el luminoso (71-51, minuto 33) y Lombos e Ibrahima para poner la treintena de por medio (81-51) cuando el partido ya pedía un final por anticipado, que llegaría con el 88-54.


«La victoria compensa todo lo que llevamos entrenando»
Ya tiene su primera victoria de la temporada el equipo de José Antonio Sánchez. Una victoria «que compensa todo lo que llevamos de entrenamiento» comentaba el técnico. Un partido en el que «salimos timoratos, con un poco de ansiedad por querer ser nosotros, dar una buena imagen. La insistencia, no haber abandonado y haber seguido apretando nos ha permitido ir a más».Un duelo en el que los verderones destacaron en defensa –«hemos hecho más zona de la que pensábamos»– mientras que en ataque «los rebotes nos han permitido correr la contra y a campo abierto».