Cerca de 300 vehículos, en la autocaravana de Vox

P.R.
-

La respuesta de los abulenses sorprendió a los organizadores, que no esperaban esta alta participación

Los organizadores de la caravana de automóviles que ha cruzado esta mañana la ciudad para protestar por la situación en la que se encuentra el país y por las medidas emprendidas por el Gobierno, se sorprendieron ante la respuesta de los ciudadanos y el apoyo que recibieron. En total contabilizamos cerca de 300 vehículos (273; 280, según la Subdelegación de Gobierno) y una veintena de motocicletas (unas 23; 20 según la Subdelegación) y una bicicleta. En los vehículos viajaban, dos o tres personas.
Los participantes estaban convocados a las 11 de la mañana en los aledaños de la rotonda de la confluencia de la calle Hornos Caleros con Agustín Rodríguez Sahagún y la Avenida de Europa. Pronto comenzaron a llegar los participantes, con toda la parafernalia de las manifestaciones que convoca Vox, con la bandera de España como señera y con alusiones nada favorecedoras al Gobierno de España y especialmente a su presidente, Pedro Sánchez, centro de todas sus críticas.
En torno a las doce partió la manifestación, precedida de una gran pancarta con los colores de la bandera nacional, portada por tres miembros de Vox. En el centro, la diputada nacional por Ávila Georgiana Trías y a sus lados, otros dos integrantes del partido convocante.
Pasadas las doce del mediodía partió la comitiva, primero la pancarta con los tres integrantes a pie y detrás todos los vehículos participantes. Enfilaron en primer lugar la calle hornos Caleros con dirección hacia la Subdelegación del Gobierno, donde pasaron en primer lugar y donde estruendo de las bocinas de los vehículos se activó de una manera intensa. Después los participantes se dirigieron por la Avenida de Madrid hasta llegar a la altura del Centro de Exposiciones y Congresos, en cuyo aparcamiento tuvo lugar el final de la manifestación. En este lugar tomó la palabra la diputada nacional por Ávila Georgina Trías, quien en su intervención criticó la acción del gobierno de Pedro Sánchez, el principal objetivo de todas las críticas de muchos los integrantes de esta manifestación, junto con el vicepresidente, Pablo Iglesias. Georgina Trías agradeció a los abulenses su participación en esta manifestación. «Han respondido mucho más de lo que esperábamos», señalaba la parlamentaria por Ávila de Vox y añadía que «aquí ya no es una cuestión de colores ni de partidos, sino de defender derechos fundamentales que se están viendo amenazados, como es el derecho a manifestación». Recordó en este sentido como El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León «anteayer por la noche dirimió que nos podíamos manifestar y aquí los abulenses han venido a ejercer ese derecho». Defendió que ha sido «una manifestación por la libertad, por nuestros derechos y una denuncia de la deficiente gestión de este gobierno a nivel sanitario, a nivel económico, a nivel de recorte de nuestra libertades. Es un suma y sigue diario. En el parlamento lo vemos constantemente y agradezco enormemente a todos los abulenses que han venido hoy a manifestarse, sean o no votantes de Vox. Es una cuestión nacional», finalizó la diputada.