La construcción acelera en la UE hasta tocar máximos de 2017

SPC
-
La construcción acelera en la UE hasta tocar máximos de 2017

La actividad del sector experimenta en febrero un crecimiento del 3% en la zona euro respecto al mes anterior, frente al mercado español que encadena un descenso de dos meses a la baja

El comportamiento de sectores como el de la construcción de viviendas refleja para los economistas el termómetro que indica la marcha del crecimiento que registra una economía.
En este línea, según el informe de Eurostat, la actividad de la construcción en la zona euro experimentó el pasado mes de febrero un crecimiento del 3% respecto del mes anterior, su mayor repunte en dos años, gracias al buen tiempo que ha impulsado el boom de esta industria en países centroeuropeos como Eslovenia (+11,9%) y Alemania (+6,8%), mientras que en España el indicador encadenó su segundo mes en negativo con una caída del 0,9% tras la bajada del 2,6% de enero. 
El fuerte repunte de la construcción en este período en la UE, el mayor desde febrero de 2017, refleja el impulso de la obra civil, cuya actividad experimentó un incremento de un 6,4% mensual, mientras que la edificación de inmuebles marcó un 2,1%. 
En comparación con febrero de 2018, la actividad del sector de la construcción registró un repunte del 5,2%, tras caer un 0,1% interanual en enero, lo que representó el mayor incremento desde el primer mes del año pasado. 
En el conjunto de la Unión Europea, la construcción experimentó en el segundo mes del año un repunte de la actividad del 2,3% respecto de enero, cuando había aumentado un 0,6%, mientras que en comparación con febrero de 2018 el incremento se disparó hasta la cota del 4,9%. 
Entre los países cuyos datos estaban disponibles, los mayores incrementos mensuales de la producción de este sector  correspondieron a los Estados de Eslovenia (+11,9%), Rumanía (+9,8%) y Polonia (+7%), mientras que se registraron bajadas moderadas en España (-0,9%), Chequia (-0,5%) y Finlandia (-0,3%). 
En comparación con febrero de 2018, los mayores registros analizados de la actividad en la construcción se observaron en Hungría (+48,1%), Eslovenia (+40,3%) y Polonia (+15,1%), mientras que los descensos más significativos correspondieron a España (-4,7%) y Francia (-0,5%). 
En el caso de Alemania, la mayor economía del Viejo Continente, la actividad de la construcción se disparó en febrero un 6,8% respecto a enero, cuando había crecido un 0,9%, su mayor alza en dos años, mientras que en términos interanuales el incremento registrado fue del 11,2% tras caer un 2,4% en el primer mes del año, lo que supuso el mayor alza desde enero de 2018. 
En este sentido, el banco central de Alemania destacó el pasado lunes en su boletín mensual que el PIB germano creció de forma moderada en los tres primeros meses de 2019, después del estancamiento acumulado en el cuarto trimestre de 2018 y la contracción del 0,2% entre julio y septiembre del ejercicio pasado, gracias al impulso económico relacionado con factores «extraordinarios», entre los que citó el buen tiempo registrado en febrero, que alimentó «el boom del sector de la construcción».
 

Un lustro al alza. Pese a la moderación de los dos primeros meses, el sector de la construcción encadena un lustro de crecimiento en España. El año pasado se visaron permisos para la construcción de 100.733 nuevos inmuebles, según el Ministerio de Fomento. La cifra rompe por primera vez desde 2009 la marca de las 100.000 viviendas nuevas (en aquel año se dieron permiso para casi 111.000), aunque el porcentaje de evolución interanual se ralentizó levemente: en 2018 la progresión fue del 24,7%, frente al 26,2% del año anterior.
Fomento concluyó señalando que los pisos se encarecieron un 9% en las capitales y un 10% en la costa en enero en España.