CCOO denuncia "presiones" de técnicos municipales en la RPT

E.Carretero
-
CCOO denuncia "presiones" de técnicos municipales en la RPT

El sindicato niega que tenga algo que ver en el hecho de que se anulara el pleno donde se iba a aprobar la nueva Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento y asegura que unos cuantos funcionarios municipales cobran horas extras que no realizan

Con «sorpresa». Así recibieron en el sindicato CCOO, que ostenta el 40 por ciento de la representación en el Ayuntamiento de Ávila, la anulación del pleno extraordinario en el que se iba a aprobar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). No solo porque la anulación se anunciara pocas horas antes de la celebración del pleno sino porque en las explicaciones dadas por el equipo de gobierno para tomar esta decisión se implicara también a los sindicatos «Queremos aclarar que no hemos tenido contacto alguno con la Corporación para anular tan importante acontecimiento para los trabajadores de esta casa», aseguró Julio Díaz Varas, secretario general de la sección sindical de CCOO en el Ayuntamiento de Ávila en una rueda de prensa ofrecida este lunes en la que insistió en que esta sección sindical «no ha manifestado ninguna duda al respecto, ya que los informes jurídicos emitidos por los técnicos municipales no ha manifestado ninguna duda al respecto».  
Es más, aseguran desde CCOO que la RPT «no se ha aprobado definitivamente debido a presiones políticas y de determinados técnicos a los que no les venía bien el nuevo documento», criticando Díaz Varas que se haya tardado casi dos años en realizar un organigrama, cuya redacción fue exclusivamente política, que a tenor de los resultados «no concitaba mucho acuerdo».    
Aludió también el representante sindical al «contexto electoral y la inminente constitución de la nueva corporación» como otros de los motivos para no aprobar la RPT, afirmando que «parece ser que no interesa políticamente aprobarlo porque para alguna formación política, ‘cuanto peor, mejor’.
Así mismo, desde CCOO entienden que otro de los factores «determinantes» para la suspensión han sido las «presiones que determinados colectivos, y particularmente algunos técnicos municipales, han venido desarrollando durante todo el proceso». Unas presiones que desde CCOO relacionan con el hecho de que haya «unos cuantos técnicos que cobran cantidades indecentes de horas extra»-en torno en algunos casos a 10.000 euros al año, aseguran desde el sindicato- que «vienen a compensar lo que, hace no mucho tiempo, cobraban en concepto de productividad». Horas extras, aseguró Díaz Varas, que «presuntamente estos funcionarios no realizan», ya que se registran en festivos y en horarios en los que el Ayuntamiento está cerrado, y que la nueva RPT les iba a dejar sin cobrar.  «Se ve que como la cuantía de la RPT no cubría las expectativas de algunos de esos técnicos, pues de ahí las presiones para su no aprobación», afirmó.
Y aunque insistió Díaz Varas en asegurar que «no era la RPT que queríamos» también afirmó el responsable sindical que era «un punto de partida» para enmendar los «agravios gravísimos que existen en este momento». Por ese motivo, desde el sindicato esperan que la nueva corporación municipal continúe con esta RPT porque «empezar otra vez de nuevo sería dilapidar dinero público», ya que en la redacción de este documento el Ayuntamiento ya ha invertido cerca de 30.000 euros.