La cifra de negocios de la industria cae un 40,8% en abril

SPC
-

El retroceso en el sector servicios fue del 40,6%, un punto por debajo que en España

La cifra de negocios de la industria cae un 40,8% en abril - Foto: David Castro

La cifra de negocios en la industria se desplomó un 40,8 por ciento en abril por los efectos del COVID-19 (primer mes completo en estado de alarma), en relación al mismo mes del año anterior. Se trata de la misma evolución que en España, según los datos que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Ical.

La cifra de negocios se redujo en todas las comunidades autónomas respecto a abril de 2019. Las principales caídas se registraron en País Vasco (50 por ciento menos), así como en Galicia y Navarra, ambas con un 48,3 por ciento de bajada. Por su parte, el descenso más moderado lo apuntó Extremadura, con un 9,9 por ciento, alejada ya de la segunda región que menos cayó, Madrid, que lo hizo en un 29,3 por ciento interanual.

Por destino económico de los bienes, en España, todos los sectores presentaron tasas negativas. Energía fue la que más se desplomó, con un 72,1 por ciento, seguida de bienes de equipo (-63,1 por ciento), intermedios (-35,6) y bienes de consumo (-19,4 por ciento).

Mientras tanto, la cifra de negocios en el sector servicios también se derrumbó, en este caso un 40,6 por ciento, casi un punto por debajo de la media nacional, que fue del 41,4 por ciento. Todas las comunidades autónomas experimentaron fuertes retrocesos, que en el caso de Baleares y Canarias alcanzaron el 61 y 57,9 por ciento, respectivamente, arrastrados por la afección sobre el sector turístico. El mejor comportamiento lo experimentaron Murcia (-17,2 por ciento) y Extremadura (-28,8 por ciento).

Por lo que respecta al personal ocupado dentro del sector servicios, en Castilla y León cayó un 5,4 por ciento, sólo una décima menos que en España (5,5 por ciento nacional). La más dinámica en este sentido en abril fue Murcia, con un tres por ciento menos de empleo, mientras que Baleares, con un descenso del 16,1 por ciento, registra la caída más importante.

A nivel nacional, hostelería, con un retroceso del 14,9 por ciento, y actividades administrativas y servicios auxiliares, con una caída del 8,3 por ciento), registran las mayores bajadas.