Cabezas del Villar mira a cámara

E.Carretero
-
Cabezas del Villar mira a cámara

Las más de 13.000 fotografías realizadas en los últimos años por fotógrafo Gustavo Bravo a vecinos y lugares de este pequeño pueblo dan forma un interesante proyecto

El fotógrafo y periodista Gustavo Bravo (Madrid, 1984) lleva cinco años fotografiando Cabezas del Villar-pueblo natal de la madre de su mujer-fascinado por «su autenticidad, sus gentes y su desconexión con el mundo globalizado actual». Unas fotografías que han dado forma a un proyecto fotográfico titulado ‘Cabezas del Villar’ en el que este fotógrafo afincado en Vitoria inmortaliza en imágenes el pasado y el presente de este pequeño pueblo que no llega a los 300 habitantes y en el que Bravo ha descubierto el «ejemplo perfecto de rincón aislado en el tiempo y el espacio, donde sus pocos habitantes, cada vez más escasos, hace tiempo que perdieron su tren hacia el futuro y se limitan a recordar tiempos mejores mientras viven al día».
Las más de 13.000 fotografías que a lo largo de los últimos cinco años ha realizado este fotógrafo en los diferentes viajes que ha hecho a Cabezas del Villar han dado forma a un proyecto que incluye dos libros fotográficos, uno en el que trata de plasmar ese modo de vida, tan diferente al de quienes viven en las ciudades, de las gentes de Cabezas del Villar y otro en el que ha puesto delante de la cámara a vecinos de este pequeño municipio situado entre el Valle Amblés y la Sierra de Ávila. El primero de estos libros ha dado forma a un ensayo con 65 fotografías el que este artista pone como ejemplo lo que ocurre en Cabezas del Villar para «explicar la historia de todos los pueblos», mientras que el segundo es un libro de retratos por el que han pasado muchos de los vecinos de esta pequeña localidad que no han dudado en abrir las puertas de su casa a este forastero. «A veces es bueno que venga alguien de fuera para descubrir el valor que tienen las cosas que parecen no tenerlo», afirma Bravo a la hora de recordar como durante los años que ha recorrido Cabezas del Villar cámara en mano ha descubierto a vecinos tan interesantes como el carpintero octogenario que conservaba su taller tal cual estaba hace varias décadas o ganaderos que no han dudado en que Bravo les acompañara durante sus jornadas en el campo. Ellos, y muchos otros vecinos anónimos, ha posado para la cámara de este fotógrafo y para ese segundo libro de retratos y paisajes que contiene un centenar de imágenes de gentes y lugares de este pueblo tomadas en distintos momentos del año y también en celebraciones y fiestas populares. «Este librito en formato cuartilla es un homenaje a todas las gentes del pueblo, por su entereza, su arrojo y su forma tan honesta de vivir la vida que les ha tocado», explica el  también director de la escuela de fotografía de Vitoria-Gasteiz ‘FotoGasteiz’, cuyo objetivo ahora es editar en papel este proyecto fotográfico. Para ello ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter con el fin de recaudar los 3.000 euros necesarios para que estos dos libros vean la luz en formato papel. De momento, la campaña, que estará abierta hasta el 7 de enero, ya ha llegado al 86 por ciento de financiación, lo que demuestra la buena acogida que el proyecto ha tenido entre los vecinos de este pueblo, muchos de los cuales era la primera vez que posaban para un fotógrafo profesional.