Un mundo de posibilidades en el arte de combinar bebidas

M.E
-

El premiado bartender cántabro Óscar Solana ofreció una sesión en el Lienzo Norte para mostrar lo que puede dar de sí la creatividad aplicada a las gamas de refrescos en la coctelería

Un mundo de posibilidades en el arte de combinar bebidas - Foto: David Castro

Hay mucha más vida a partir de los clásicos combinados de ron con cocacola o gin tónic. Todo un mundo de posibilidades en el que caben los aires, las infusiones, las capas, los aromas, los maridajes o los sorprendentes efectos de los trampantojos. La innovación y la creatividad también se ponen al servicio de la coctelería y de eso sabe mucho el bartender cántabro Óscar Solana, un profesional avalado por numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, que cuenta con bar y vermut propio y que ayer acercó algunos de sus secretos a una selección de empresarios, camareros y estudiantes en el centro del Lienzo Norte de la capital abulense.
Una concurrida sesión informativa que también tuvo mucho de formación, no en vano además de presentar la gama de tónicas y mixers de Cocacola, Royal Bliss, y la nueva gama de Cocacola Signature –cuatro modalidades para tomar con destilados oscuros–, Óscar Solana se puso detrás de la barra para ofrecer algunos ejemplos de a dónde te pueden llevar estos productos en coctelería cuando lo que buscas ofrecer es «un concepto diferente». «No es un ron con Cocacola, eso ya está, hay que darle una vuelta de tuerca», explica nuestro protagonista, quien a aboga por «entender el producto y desarrollarlo» pero también por ayudar a «educar».
Y es que, señaló, de la mano de los mixers, las tónicas o las cocacolas se pueden lograr «texturas y matices nuevos» para lograr «combinados reales y efectivos». Acabar un gic tónic con un «aire» como parte de la decoración, jugar con la ginebra, un refresco de limón y con infusiones para conseguir que el combinado «parezca otra cosa» o utilizar el vino dentro del gin tónic como elemento conductor, incorporando el concepto de maridaje, son algunas de las posibilidades, como también lo es la búsqueda de equilibrios en los destilados oscuros «perfumando las copas» a partir de los aromas a especias o ahumados del refresco.