El Ayuntamiento busca más fondos para reactivar la economía

Redacción
-

El alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, anuncia una serie de medidas económicas enfocadas a impulsar la reactivación económica de la ciudad

El Ayuntamiento aplazará impuestos y eliminará tasas

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha anunciado este sábado mediante un comunicado remitido a los medios que el Ayuntamiento aplazará impuestos y eliminará tasas con el fin de impulsar la reactivación económica de la ciudad. En este comunicado se explica cómo "el esfuerzo quee realizará el Consistorio abulense para implementar estas medidas será muy importante, teniendo en cuenta el estado actual de las cuentas municipales, con una deuda financiera superior a los 30 millones de euros, y que aún hoy se continúa pagando facturas pendientes de los últimos cinco años, que suman en estos últimos 10 meses cerca de tres millones de euros pagados principalmente a empresas y comercios abulenses".

En este sentido, desde el Ayuntamiento se inoforma de que el alcalde ha trasladado formalmente la petición al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para poder acudir al endeudamiento a largo plazo y de esta manera poder implementar todas aquellas medidas que sean necesarias, que el Ayuntamiento espera poder complementar con la aportación de las ayudas económicas que el consistorio ha solicitado a la Junta de Castilla y León y al Estado.

Para poder aplazar impuestos, el Ayuntamiento ha licitado una operación de tesorería por importe de 7,3 millones de euros, que será formalizada en los próximos días. Esta cuenta de crédito es imprescindible para poder llevar a cabo este aplazamiento de impuestos.

Y en lo que a supresión de tasas se refiere, se apunta una docena de ellas y precios públicos municipales mientras dure el estado de alarma y su devolución proporcional. Las tasas y precios públicos que se ha propuesto suprimir son la ayuda social para los arrendadores de casas sociales; la de ocupación de la vía pública con mesas y sillas (terrazas); la ocupación de la vía pública para mercadillos (plaza de toros y Mercado Chico); la prestación de servicios y aprovechamiento especial de las instalaciones deportivas municipales; la tasa por ocupación de las oficinas del Vivero de Empresas y la de ocupación de puestos, almacenes y servicios de cámaras frigoríficas en el Mercado de Abastos; la Tasa de estacionamiento de vehículos en las zonas reguladas por el servicio ORA (desde el sábado 21 de marzo); los precios públicos por la realización de las actividades del Programa de Ludotecas Municipales; por la prestación del servicio de la Escuela Municipal de Música; por la prestación del servicio de la Escuela Municipal de Artes Plásticas; por la prestación del servicio de guardería en el Centro de Educación preescolar Piedra Machucana; por la realización de actividades del programa de animación comunitaria; y por la participación en las Aulas de Memoria, Comunicación y Lenguaje y en el resto de talleres y actividades de la tercera edad municipales.

Al mismo tiempo, desde cada una de las áreas municipales, en coordinación con el área de Hacienda, el Consistorio anuncia que se estudia minuciosamente partida por partida del presupuesto vigente para este ejercicio 2020, de cara a poder realizar aquellas modificaciones presupuestarias que sean necesarias para poder cubrir todos los gastos derivados de la crisis sanitaria del coronavirus, y poder destinar el máximo posible del presupuesto a la reactivación económica de la ciudad.