Blanco niega tener constancia de cadáveres en residencias

SPC
-

Familia da órdenes a los Servicios Jurídicos para que se pongan a disposición de la Fiscalía y se personarán si se abren diligencias en algún centro

Varios miembros de la UME en una residencia de ancianos - Foto: Pablo Lorente

La Junta de Castilla y León no tiene constancia de la convivencia de personas mayores en las residencias con ancianos fallecidos y solicita a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que clarifique su denuncia, en la que se mencionó un centro de Valladolid, y que «no cree confusión». Así lo aseguró hoy en rueda de prensa telemática la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien subrayó que la Junta es «leal» con el Gobierno y pidió la mismo al Gobierno de España en los datos aportados después de que ayer se filtrase que la Fiscalía va a abrir una investigación para dilucidar si hubo algún delito en dejar a ancianos muertos en sus camas entre otras, en una residencias de Valladolid, aunque por el momento no se dispone de más datos y se desconoce si se trata de residencias públicas o privadas, según informa Ical.
En tal sentido, trasladó la queja de que Margarita Robles no ha respondido a la llamada que le hizo el lunes por la tarde el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para pedir una aclaración, tras afirmar que el Ejército encontró ancianos muertos en sus camas en algunas residencias.
Por otro lado, informó de que se ha dado la orden a los Servicios Jurídicos de la Junta para ponerse a disposición de la Fiscalía ante cualquier información que pueda solicitar y precisó que se personarán si se abre una investigación «a cualquier centro».
Al respecto, Blanco reconoció su preocupación por todos los centros ubicados en cada una de las nueve provincias de la Comunidad y aseveró que son centros «de atención prioritaria» donde el pasado fin de semana se repartieron equipos de protección. Asimismo, explicó que se ha puesto a disposición de estos centros sociosanitarios «todos los medios disponibles» y, de hecho, se ha recibido el ofrecimiento de más de 120 voluntarios por lo que se reforzará el apoyo a las residencias.
En este sentido, subrayó que en el correo electrónico de la Consejería de familia, –consejerafam@jcyl.es– se pueden enviar cualquier «denuncia u observación» que se quiera hacer llegar y desde el departamento que dirige Isabel Blanco se tratará de dar respuesta a todas ellas.
Isabel Blanco insistió en que se va a incrementar el número de personas que visitarán las residencias de mayores y centros sociosanitarios no sólo para realizar inspecciones sino para conocer qué necesidades tienen o qué más se puede hacer.
Por último, confirmó el fallecimiento de un total de 61 personas que estaban alojadas en las más de 810 residencias de personas mayores tanto públicas como privadas y centros de personas con discapacidad públicos, mientras que hay otros 335 residentes que han dado positivo en Covid-19, de ellos 80 en Salamanca, 76 en Burgos, 52 en Valladolid, 38 en Soria, 31 en Segovia, 23 en León, 17 en Palencia, 16 en Ávila y dos en Zamora, y otras 1.840 personas permanecen aisladas.