Aumenta el consumo eléctrico de los hogares abulenses

E.Carretero
-
Aumenta el consumo eléctrico de los hogares abulenses

Mientras que la energía facturada para usos domésticos se incrementó el pasado año un 4,2 por ciento la demanda de las grandes empresas, las que se abastecen en alta tensión, se redujo en dicho ejercicio en el mismo porcentaje

El pasado año pasará a la historia por ser uno de los más blancos de los últimos años. No en vano, a lo largo del invierno y también en la primavera de 2018 fueron varias las nevadas caídas en la provincia de Ávila, algunas de ellas históricas como la que tuvo lugar en Reyes y cuyos efectos se prolongaron durante días debido a las bajas temperaturas. Y probablemente los rigores de un invierno como no se recordaba desde hace años contribuyeron a que la demanda eléctrica de los hogares abulenses aumentara el pasado año. No en vano, la energía facturada a los hogares abulenses aumentó un 4,2 por ciento, hasta los 19.058 MWh, según la información facilitada por la compañía Iberdrola. Curiosamente, Ávila experimentó una tendencia opuesta a la registrada en el conjunto de la región si se tiene en cuenta que durante el pasado año el consumo eléctrico doméstico se redujo en Castilla y León un 1,25 por ciento, hasta los 209.284 MWh.   
Pese a haber aumentado, la mayor demanda eléctrica que a lo largo del pasado año registraron los hogares abulenses no compensa la caída experimentada en 2017 cuando la energía facturada para usos domésticos cayó un 9,02 por ciento respecto al dato del año anterior y hasta los 18.283 MWh. De hecho, pese a haber aumentado la demanda eléctrica por parte de las familias abulenses a lo largo del pasado año lo cierto es que el consumo total de 2018 aún es menor que el que se registró en los hogares de esta provincia en 2016 cuando Iberdrola facturó 20.096 MWh de energía.
Al margen de lo ocurrido en los hogares, que incrementaron su consumo eléctrico el pasado año, lo cierto es que la demanda de energía en baja tensión, de la que se abastecen tanto familias como pequeñas y medianas empresas, se redujo en 2018, aunque ligeramente. En concreto, y según los datos de Iberdrola, la energía facturada en baja tensión cayó en nuestra provincia un 0,14 por ciento el pasado año y hasta los 31.411 MWh.  
Y del mismo modo que la demanda de energía en baja tensión disminuyó en Ávila a lo largo de 2018, a excepción de lo ocurrido en los hogares, también cayó en esta provincia durante el pasado año el consumo en alta tensión, del que dependen las grandes empresas. En este caso la caída fue del  4,21 por ciento, tras cerrar 2018 con 18.933 MWh facturados en alta tensión frente a los 19.765 MWh que a lo largo de 2017 consumieron las grandes empresas de esta provincia. Este dato contrasta con el resultante a nivel regional, donde la energía factura en alta tensión aumentó un 1,46 por ciento el pasado año, hasta los 479.031 MWh, según la información facilitada por Iberdrola.
Así, y teniendo en cuenta que el pasado año el consumo eléctrico tanto en baja tensión como en alta se redujo en el conjunto de la provincia de Ávila, la energía total facturada  por Iberdrola cerró en negativo respecto al dato del año anterior. No en vano, los 50.344  MWh facturados por Iberdrola en 2018 a sus clientes abulenses (tanto de alta como de baja tensión) suponen una caída del consumo del 1,7 por ciento respecto al dato de 2017, cuando esta provincia consumió 51.220 MWh de electricidad.