Ávila ofrecerá una Tarjeta Turística Única para la visita a sus ocho monumentos más destacados

M. Espeso
-
Héctor Palencia y Fernando Gutiérrez, en rueda de prensa. - Foto: Antonio Bartolomé

Sin fecha de puesta en marcha ni precio fijado, el proyecto impulsado por Ayuntamiento de Ávila y Cabildo Catedralicio se encuentra en los pasos previos a la firma del convenio.

La Muralla, la Catedral, la iglesia San Vicente, el Real Monasterio de Santo Tomás, el Museo de La Santa, La Encarnación, el Museo Provincial y el Centro Internacional de Estudios Místicos son los ocho espacios que se incluirán en la Tarjeta Turística Única de la ciudad de Ávila, un proyecto que se encuentra en sus trámites previos y cuyas líneas generales han sido detalladas este miércoles por los representantes de las dos instituciones impulsoras, Héctor Palencia, concejal delegado de Turismo, Comercio y Patrimonio del Ayuntamiento de Ávila, y Fernando Gutiérrez, deán de la Catedral.

Aunque todavía no hay fecha de puesta en marcha ni tampoco se ha fijado el precio para la tarjeta, los responsables de esta iniciativa avanzaron que son la Catedral y la Muralla los monumentos que harán “un mayor esfuerzo” al contemplarse “descuentos fijos importantes sobre las tarifas generales” para llegar a un precio “atractivo y asequible” para el visitante, todo ello para “redundar en el resto” de espacios que, apuntó Palencia, “quizás no son tan visitados y que deben tener la misma importancia dentro de la actividad turística” de Ávila.

En estos momentos todos los órganos de gobierno de las instituciones y parroquias participantes han aprobado el borrador del convenio salvo el Ayuntamiento de Ávila, que prevé hacerlo este jueves en la Junta de Gobierno Local. A partir de entonces se fijará una fecha para la firma de un acuerdo que “ha nacido del diálogo, la generosidad y de meses de trabajo en silencio” entre la Corporación, el Cabildo, la Junta de Castilla y León y las parroquias, detalló Héctor Palencia. El Ayuntamiento será el nexo de unión entre los participantes y el coordinador del proyecto a través del Área de Turismo para “minimizar el gasto”, si bien su desarrollo recaerá sobre todo en una Comisión Bilateral con representación del Consistorio y el Cabildo. En principio se espera que la tarjeta pueda venderse en las oficinas de turismo y que tenga una duración de 48 horas, aunque para su lanzamiento comercial también habrá que esperar a la modificación de las ordenanzas municipales.

Los objetivos son “potenciar el turismo y el patrimonio de la ciudad hacia los visitantes y generar un producto turístico nuevo en condiciones idénticas para todos los monumentos y que promueva su visita”, indicó el concejal. Fernando Gutiérrez, por su parte, destacó la “apertura de miras y generosidad” de una iniciativa en la que confía para que los turistas que vienen a Ávila “no se queden en ver la Muralla y la Catedral y algunos San Vicente y tengan una oferta más amplia y una permanencia en la ciudad más prolongada”, subrayó.