Mañueco critica el "todos conmigo o contra mí" de Sánchez

SPC
-

El presidente de la Junta dice que el Gobierno no tiene un "plan cierto", ni criterios "claros" y que no existe corresponsabilidad con las comunidades

Alfonso Fernández Mañueco. - Foto: Ical

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, criticó hoy la estrategia de “todos conmigo o contra mí” que en su opinión aplica el jefe del Ejecutivo central Pedro Sánchez, al que reclamó un “esfuerzo mayor” para llegar a un acuerdo con “todos”, comunidades y fuerzas políticas, para la ampliación del estado de alarma durante otros 15 días para combatir el coronavirus y afrontar el inicio de la desescalada del confinamiento. 

Tras la octava Conferencia de Presidentes monográfica sobre la pandemia del Covid-19, Fernández Mañueco pidió en su comparecencia a Sánchez “intensificar el entendimiento” con las fuerzas políticas, que deben apoyar la extensión del estado de alarma en el Congreso de los Diputados la próxima semana, y también territorial, a través de las comunidades autónomas.

En ese sentido, el presidente de la Junta recalcó que mantener el estado de alarma requiere del “consenso” y no puede ser un “cheque en blanco” al Gobierno de España. Por ello, consideró que debe haber diálogo para que fructifique el acuerdo político, al que sumó el territorial y el económico. A su juicio en declaraciones recogidas por Ical, Pedro Sánchez lo está poniendo “difícil” y auguró que tiene “mucho trabajo por delante”.

Asimismo, Alfonso Fernández Mañueco recalcó que el estado de alarma, que recordó restringe derechos y libertad, pero también competencias a las comunidades, debe servir para proteger la salud y la vida de los ciudadanos, y, sin embargo, criticó que el Gobierno no tenga una “planificación”, ni un “plan cierto”, ni criterios “claros”, puesto que recalcó han pedido informes técnicos y no los han recibido sobre la estrategia de desescalada.

Por tanto, el presidente también sostuvo que no existe “corresponsabilidad” con las comunidades autónomas y afeó, dijo como otros dirigentes autonómicos, que el sábado anuncie en televisión medidas que luego comenta el domingo en la videoconferencia con ellos. Así, denunció que las comunidades reciben instrucciones sobre la aplicación de test o el control de la epidemia, pero no participan en la toma de decisiones.

Fernández Mañueco insistió en que no hay coordinación con las autonomías, por ello, sobre el modelo de cogobernanza, dijo que él se queda con los “hechos”, al margen de las palabras. “Desconcertados” y “estupefactos”, dijo están por la interlocución que mantienen con el Gobierno central, al que exigió un “cambio de rumbo”, de forma clara y contundente, para recibir el apoyo de comunidades y partidos.

Al respecto, el presidente de la Junta advirtió de que ante un rebrote de casos, las autonomías pueden ser “mucho más ágiles” que el Gobierno en la toma de decisiones, por lo que defendió que deben jugar un papel protagonista en esta crisis sanitaria. 

Finalmente, Alfonso Fernández Mañueco insistió en que todos buscan el “interés general” para mantener el estado de alarma y concluyó que las comunidades no son el ‘plan B’ de Pedro Sánchez si no logra reunir los apoyos necesarios para sacar adelante en el Congreso la prórroga. No obstante, reconoció que puede ser un instrumento “útil y flexible” para afrontar la ‘desescalada’.