El Óbila se queda sin opciones

Área 11
-

69
Hestia Menorca
65
Ávila Auténtica
Finalizado
La derrota ante el Hestia Menorca deja a los verderones a las puertas del descenso matemático.Tres partidos quedan a la competición y el Ávila Auténtica necesita ganar los tres y que no gane ninguno Baskonia o Rioja

El Óbila se queda sin opciones - Foto: Ana I. RamÁ­rez

El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar perdió en su vista a un Hestia Menorca que con esta victoria se asegura de manera matemática la permanencia en la categoría. El partido estuvo siempre muy igualado y trabado, sin grandes diferencias en el luminoso y con pobres porcentajes de acierto de dos equipos que defendieron mejor que atacaron. Pero los abulenses estuvieron más tiempo a remolque y un mal comienzo en el último cuarto provocó una máxima nunca vista hasta ese momento, de quince puntos, que resultaría definitiva por mucho que los de Sergio Jiménez apelaran a la heroica.
El Ávila Auténtica inició el juego tranquilo, elaborando con pausa un primer ataque que tendría doble oportunidad gracias al primer rebote ofensivo y que terminaría con un triple sobre la bocina de  Ortíz, pero también lo hizo un Menorca que contestó con otro triple de Méndez. Después no habría tanto acierto, pese a que Cazorla organizaba el juego con criterio y generaba situaciones liberadas, pero el equipo siguió sacando partido al rebote en ataque y sin apenas canastas, con los menorquines todavía más fallones, el Ávila Auténtica se mantuvo arriba en el marcador más allá de la primera mitad del cuarto (5-6). Llegó entonces, con un mate tremendo de Okeke, la primera alternancia en el marcador y las primeras rotaciones locales, pero para entonces el choque estaba trabado y las imprecisiones eran constantes. De ahí al final Sergio Jiménez también movió fichas, Menorca ahora dominaba el rebote, pero ninguno de los técnicos consiguió romper la mala dinámica general y si el marcador se movió más fue a causa de los triples, uno para el Pitu Jiménez y un par visitantes de Berni García y Cazorla (14-12).
En el comienzo del segundo cuarto se repitieron errores, de ambos y de todo tipo, pero ahora los dos quintetos defendían con mayor intensidad y parecían más cómodos en un duelo de estas características. Se abrió entonces una pequeña brecha gracias al gigante Orfila, que en un minuto hizo de todo, hasta meter un triple para una máxima con el 23-18 a falta de seis y tiempo muerto de Sergio Jiménez. Pese a los graves problemas en ataque los abulenses se mantuvieron siempre cerca en el luminoso porque mantuvieron el nivel en defensa, aunque un Pack en racha llegó a poner una nueva máxima con el 31-24 a falta de dos. Al descanso 32-30.
A la vuelta de los vestuarios regresaron los errores de los verderones. Aunque Matalí se descolgó con un triple tempranero los menorquines también lo fallaban todo ante la zona impuesta por Sergio Jiménez y no consiguieron aprovecharlo, 35-35 en el minuto cuatro y quedaba claro que el que tuviera menos dudas ofensivas se llevaría la victoria, porque en defensa el nivel de ambos estaba siendo bueno. Los minutos pasaban sin que ninguno solucionara sus deficiencias y el resultado seguía resintinéndose de ello, 39-38 a falta de menos de cuatro y la única nota relevante era las protestas de la expedición abulenses ante un arbitraje que se volvía algo casero. En plena igualdad un apretón local con triple incluido de Méndez y Orfila ganando la partida a Faye obligó a Sergio Jiménez a pedir un tiempo muerto (46-38, minuto 28). De ahí a la conclusión no habría grandes variaciones ni en el juego ni en el marcador. A la finalización del tercer cuarto 48-42.
El último y definitivo se abrió con un nuevo triple de Adrián Méndez que suponían un nueva máxima de nueve puntos, una renta que hizo mucho daño a un Ávila Auténtica agobiado en este tramo decisivo. Los isleños vieron que se abría la puerta de la permanencia y apretaron duro en la presión provocando todavía más indecisiones en su oponente (57-44, minuto 33). Con el Ávila Auténtica contra las cuerdas dos mates consecutivos de Okeke enardecieron a todo el Pavelló Menorca, 61-46, y obligaron a Sergio Jiménez a otro parón y meter en pista a Faye. Y así fue, 61-50 en segundos con tapón incluido del senegalés, pero sólo hasta que Oriol Pagès frenó la reacción con otro tiempo muerto (65-52, minuto 36). Obligado ya a arriesgar sin mirar atrás, el Ávila Auténtica no encontraría la claridad que siempre le había faltado pero sí la garra como para poner nervioso al Menorca, 65-62 a falta de 46’’ tras amago de tangana entre un Orfila que ahora hasta fallaba los tiros libres y un Faye muy peleón. De vuelta al juego tras el tiempo muerto de un Oriol Pagès que se creía el parcial de 0-10, Faye sumaba su quinta y el local Pack anotaba su dos tiros libres. Entonces, con treinta segundos por delante Cazorla falló su enésimo triple y, de nuevo Pack no fallaba los tiros libres. Al final 69-65.