La Escuela ofrece sus instalaciones

P.R.
-

El director del centro indicó que disponen de espacios que pueden ser utilizados en el caso de que se precise, como son el polideportivo o los pabellones de los dormitorios de los alumnos

La Escuela ofrece sus instalaciones - Foto: Isabel García

La Escuela Nacional de Policía ha ofrecido sus instalaciones a las autoridades sanitarias en el caso de que la crisis sanitaria provoque la urgencia de nuevas instalaciones en la ciudad, tanto para acoger a enfermos como a personal sanitario que pudiera requerirse y tuviera que desplazarse desde fuera de esta provincia. «Hemos tenido contactos y estamos abiertos y dispuestos a  acoger lo que sea necesario», señalaba el director de la Escuela Nacional de Policía, el comisario principal, José Luis Tejedor . «Esa posibilidad está ahí y por nuestra parte pueden contar con nosotros. Se lo he transmitido a las autoridades, que se han puesto en contacto con nosotros para ver las posibilidades del centro y los espacios que hay. No sé si será necesario. Esperemos que no, porque ello significaría que  esto ha ido a menos, pero lo que está claro es que aquí acogeremos lo que haga falta», señalaba Tejedor.
La Escuela de Policía dispone de distintos espacios que podrían adaptarse para las necesidades que pudieran surgir, desde los pabellones donde se encuentran los dormitorios de los de los alumnos hasta el espacio del polideportivo, que podría hacerse en una escala menor de lo que se ha hecho en IFEMA, en Madrid. «Si esta posibilidad llegara a materializarse  las autoridades sanitaria y los técnicos tendrían que ver las instalaciones, desde los pabellones donde se alojan los alumnos hasta el polideportivo, con espacios diáfanos que a lo mejor ahí se puede montar algo, tipo a lo que se ha montado en Madrid. Porque aparte de las habitaciones de los alumnos, tenemos espacios, donde también se podrán montar cosas. Creo que ahí deben ser los técnicos los que digan cuál de los espacios que tenemos es el más adecuado».
El director comentaba que ante esta crisis sanitaria la Escuela se había puesto en contacto «con todo el mundo, ya no solo para el tema de las autoridades sanitarias sino también en el ámbito de la seguridad, con la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León o con la Comisaría Provincial, para apoyar en lo que sea necesario».
Como se recordará, la Escuela de Ávila de la Policía cerró sus instalaciones a partir del lunes 16 de marzo y la formación académica de los alumnos se viene realizando desde entonces vía on-line, a través de la plataforma digital de la que dispone la Dirección General de la Policía. Los alumnos comenzaron a abandonar el centro de formación, el viernes 13. Las clases por la plataforma digital comenzaron el mismo lunes día 16. Esta herramienta tecnológica permite que los alumnos continúen con sus estudios, ya que garantiza el nivel de excelencia educativa que tiene acreditada la Escuela Nacional de Policía de Ávila en la formación de los futuros policías. Esta decisión es de carácter temporal y la formación presencial en las aulas se retomará cuando disminuyan los riesgos generados por el COVID-19.
Consejera. La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado,  comentaba el pasado lunes por la tarde que en esos momentos no eran necesarios  la incorporación de otros recursos en Ávila. Pero la situación es muy cambiante día a día, con el incremento de afectados. El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, señalaba que, además de la Escuela Nacional de Policía, la Red de Paradores también habían ofrecido el parador de Ávila para poder disponer de sus instalaciones.