scorecardresearch

«Las Fallas son mucho más que plantar un ninot y quemarlo»

M.M.G.
-

Fallers Pel Mon concentrará en tres días toda una Semana Fallera en Ávila. En esta edición se duplicarán los actos de 2013 y se contará, además, con un desfile de moros y cristianos

«Las Fallas son mucho más que plantar un ninot y quemarlo»

Ávila revivirá la magia de las Fallas de Valencia del 29 al 31 de octubre gracias a la asociación Fallers Pel Mon.

Será, como ya les informábamos en estas mismas páginas hace apenas unos días, la segunda ocasión en la que esa asociación cultural traslade a la ciudad de la Muralla una tradición declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y lo hará duplicando los actos que organizara en su primera visita, allá en el año 2013.

Así lo contaba este viernes en rueda de prensa José Enrique Amores, presidente de Fallers Pel Mon, muy contento de poder ofrecer a todos los abulenses la cultura valenciana.

«La idea de la asociación es traer la Semana Fallera de Valencia a Ávila, pero concetrada en tres días», explicaba Amores, que hablaba de un programa súper intenso en el que no faltarán todos los clásicos de estas fiestas y en el que, como novedad este año en Ávila, se incluye un desfile de moros y cristianos por las calles de Ávila en el que tomarán parte cuatro comparsas, dos de moros y dos de cristianos (y dos femeninas y dos masculinas).

«Es que las Fallas son mucho más que plantar un ninot y quemarlo», decía Amores en referencia a la parte quizá más conocida de este ancestral tradición.

Las Fallas, decía, son paella, fideuá, bailes típicos, trajes preciosos, petardos... Y de todo eso habrá del 29 al 31 de octubre en Ávila, donde también se podrá escuchar una mascletá. «Pocas veces se hacen mascletás fuera de la Comunidad Valenciana», destacaba Amores, que animaba a todo el mundo a acudir a disfrutar de ese evento que, los valencianos, decía «sentimos mucho».

Llegada a Ávila. Lo cierto es que que las 'Fallas de Ávila' comenzarán a cobrar vida el jueves 28, con la llegada de los 2.000 valencianos que se trasladarán para poder hacerlas realidad. «Llegaremos y empezaremos a montar», explicaba Amores, en referencia a los monumentos falleros (que serán dos y que quedarán instalados en la explanada del Lienzo Norte) y a la carpa en la que el domingo se invitará a los abulenses a paella.

Este acto, que será, como el resto, gratuito, requerirá eso sí la presentación de un documento que acredite que se es abulense y que, además, servirá de control por el tema covid.

Desfiles por el centro de Ávila, pasacalles, una ofrenda floral, charangas, bailes típicos... De nada faltará en esas tres jornadas en las que Ávila estará, literalmente, 'tomada' por valencianos.

«Tenemos llenos todos los hoteles del centro», destacaba Amores el importante revulsivo económico que para la ciudad supone una actividad que, por cierto, también dejará otro 'regalo' a la ciudad: un nuevo ninot indultat que hará compañía al fallero que ya quedó indultado en la edición de 2013.

Los que no se salvarán de las llamas serán los dos monumentos que se quemarán el domingo por la tarde. «La falla principal va a ser una copia de la que se quemó en 2013», avanza Amores.Se trata de una reproducción de las puertas de San Vicente y de La Santa de la que emerge una fallera.En total, el monumento tendrá una envergadura de casi seis metros. Una muy buena altura, recalcaba Amores, para tratarse de una falla que debe trasladarse desde 700 kilómetros de distancia.