Las ONGs animan a «moverse» contra la pobreza

P.R.
-

Las organizaciones convocaron un acto en el Mercado Grande en el que fue leído un manifiesto en el que se invitaba a movilizarse

Las ONGs animan a «moverse» contra la pobreza

Las diez ONGs, que integran en Ávila la coordinadora que impulsan la campaña Pobreza Cero, organizaron esta tarde un acto con motivo de celebrarse el Día Mundial de lucha contra la pobreza, que se desarrolló en el Mercado Grande. El objetivo de este acto no es otro que el recordar a la ciudadanía el reto que supone erradicar la pobreza, que existe no sólo en los países de desarrollo, sino que también existen bolsas de pobreza en países como España, señalaba  Aurora Ramos, portavoz de coordinadora de ONGs de  Ávila, quien animo a la ciudadanía a a «moverse» por un mundo más justo y sostenible».
Ávila está integrada en la Coordinadora de Castilla y León, que agrupa a unas 70 ONGs de todas las provincias de la comunidad autónoma. En el transcurso del acto fue leído un manifiesto, que se ha hecho público en todas las concentraciones que se organizaron en Castilla y León. En este acto también participó la Rondalla del Centro de Mayores de Ávila, con la interpretación de varias canciones y se organizaron juegos de niños. En el manifiesto se animaba a la ciudadanía a «moverse, sin esperar ni un minuto más, para que la quietud de los actuales gobiernos y poderes económicos no frustren aún más las esperanzas en común en un mundo más justo, pacífico, sostenible, solidario e inclusivo».
Recuerdan las ONG que como guía disponen de la Agenda 2030 con unos Objetivos de Desarrollo Sostenible y unas promesas que pretenden «no dejar a nadie atrás en este empeño». Reconocen que cuatro años después de su aprobación no se están viendo los resultados claros ni unas políticas transformadoras que ayuden a avanzar en este compromiso global. El manifiesto también es una declaración de intenciones cuando afirma que «nuestra obligación es preservar y cuidar la casa común en la que habitamos, un planeta finito que nos obligan a esquilmar para extraer sus valiosos y delicados recursos. Cada ser vivo cuenta y cada minuto que desperdiciamos en un consumo irracional e insostenible agrava aún más las desigualdades y aumenta la emergencia ambiental».