Francisco León consigue 'in extremis' la alcaldía de Arévalo

P.R.
-
Francisco León consigue ‘in extremis’ la alcaldía de Arévalo

Al final, el concejal socialista Rodrigo Romo votó a favor del candidato de Arévalo Decide, en una decisión que, según el edil, socialista se adoptó en la Asamblea Local de este partido

Arévalo Decide, con Francisco León se ha hecho con la Alcaldía de Arévalo en el pleno de toma de posesión celebrado a las 11 de esta mañana. La sorpresa saltó en el momento de la votación, que como es tradición en Arevalo, se realiza a mano alzada. Momentos antes, el edil socialista, Rodrigo Romo, había decidido retirar su candidatura. Cuando llegó el momento de la votación el concejal socialista optó por apoyar al candidato de Arévalo Decide. De esta aforma el ex socialista Francisco León logró obtener la Alcaldía con siete votos, seis de sus concejales y el del edil socialista, mientras que el hasta ahora alcalde y ganador de las elecciones, Vidal Galicia, conseguía solo el apoyo de sus seis ediles.

El concejal socialista Rodrigo Romo desmintió a este periódico que hayan tenido presiones de última hora por parte de ‘altas esferas’ del PSOE regional para decidir la votación en el pleno, como ha circulado en los mentideros políticos de la ciudad a lo largo de toda la mañana. De hecho, indicaron que habían recibido llamadas estos días de todas partes y que la última llamada que recibieron del PSOE regional fue en la tarde de ayer, momentos antes de mantener la última reunión con Arévalo Decide. Y que en ningún momento fue una llamada de presión, defendió el edil socialista. También insistió que la decisión del voto a favor del candidato de Arévalo Decide había partido de la propia Asamblea Local del partido que se celebró en la noche del viernes. Esta asamblea decidió en primer lugar no apoyar el acuerdo de Gobierno a que habían llegado los comités electorales de los dos partidos en las negociaciones que habían llegado ambos partidos a lo largo de los últimos días y cuya última reunión se celebró en la tarde del viernes, antes de la reunión de la Asamblea Local del PSOE. “No era el mejor acuerdo para nosotros, pero era el único al que pudimos llegar”, dijo Romo, quien añadió que después de que la Asamblea Local se oposiera a este acuerdo de Gobierno solo les quedaban otras dos opciones: abstenerse, con lo que conseguiría el gobierno nuevamente el PP o votar a favor de la candidatura de Arévalo Decide. Al final señaló que optaron por esta última opción, pero no participando en el gobierno, sino situándose en la oposición.