La permanencia en fase 2, una "terrible noticia" para Confae

M.E
-

Las organizaciones empresariales piden a la Junta una explicación sobre la decisión de que cuatro provincias no avancen a la fase 3, una decisión que, a su juicio, supone "un freno a las expectativas de recuperación"

La permanencia en fase 2, una "terrible noticia" para Confae - Foto: David Castro

La permanencia de la provincia de Ávila en la fase 2 de la desescalada del estado de alarma no gusta a la patronal. La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), conjuntamente con sus organizaciones de Confae (Ávila), Confaes (Salamanca), FES (Segovia) y FOES (Soria), han pedido a la Junta de Castilla y León "una explicación más transparente" que respalde la decisión de pedir el avance el próximo lunes a la fase 3 de la desescalada para Burgos, León, Palencia, Valladolid y Zamora, con el "único argumento conocido" de ser las provincias más alejadas de Madrid. En su opinión, esta decisión es "de máxima gravedad y supone una terrible noticia para los empresarios de Ávila, Salamanca, Segovia y Soria, pues el freno que desde el Gobierno regional se está poniendo las conduce a una situación de clara desventaja competitiva y supone un serio quebranto a las expectativas de recuperación, en una situación extremadamente complicada para quienes se ven privados de ejercer una actividad económica que se considera vital en unos momentos tan delicados", trasladan.

Para los empresarios la situación resulta más grave aún en la consideración de que las provincias afectadas "quedarán en desventaja" respecto a las que van a proponer que cambien de fase, lo que va a conducir, desde su punto de vista, a "una discriminación no detallada que la Administración regional debería explicar". "Se provoca así un agravio entre quienes han hecho los mismos esfuerzos para revertir esta gravísima situación sin que los responsables de esta decisión hayan considerado el perjuicio que se causa al tejido social y empresarial con una medida de este tipo", aseguran en el comunicado.

"La voluntad de los empresarios ha sido y es, por encima de todo, la salud de los ciudadanos y sostener en lo posible la actividad económica y el empleo, arriesgando su propio patrimonio y poniendo en juego la supervivencia de sus empresas y, consecuentemente, el mantenimiento de miles de puestos de trabajo", defienden, para añadir que tanto Cecale como las cuatro organizaciones provinciales, Confae entre ellas, esperan que la propuesta de la Junta "obedezca exclusivamente a criterios sanitarios".