El comercio asume el retraso y se aferra a la cita previa

M.E
-

El presidente de la Federación de Comercio reconoce «cierta decepción», pero «será que no estamos preparados»

El comercio asume el retraso y se aferra a la cita previa - Foto: David Castro

Muchos ya estaban preparados. Se habían dotado de mamparas, geles desinfectantes, guantes y mascarillas y estaban listos para levantar la persiana, más de mes y medio después. Pero la Junta de Castilla y León no ha solicitado la entrada en la fase 1 de la desescalada del estado de alarma por la crisis del coronavirus para el municipio de Ávila y todo apunta a que los comercios abulenses tendrán que seguir trabajando, la próxima semana, bajo las condiciones de la fase cero, esto es, con la apertura limitada a concertar cita previa con los clientes.
En estas circunstancias abrieron esta semana peluquerías, ferreterías o tiendas de electrodomésticos y de bicicletas, entre otros, una opción que ahora se ve como una alternativa más que probable para otros sectores, como el textil, que nunca ha trabajado con ese sistema. Es la única manera de reabrir sus puertas y empezar a recibir ingresos. «De momento, no queda otra».
Lo explica el presidente de la Federación de Comercio de Confae, Andrés Sánchez, quien señala que muchos comercios ya se habían preparado durante esta semana para reabrir el lunes y que, una vez asumido que Ávila no entra en la fase 1 en la primera tanda, «creo que habrá establecimientos que intentarán atender con cita previa, que es lo que podemos hacer».
El representante de los comerciantes no oculta la «cierta decepción» que ha supuesto el retraso en la desescalada respecto a las previsiones que se había hecho la ciudadanía, pero matiza que «será porque no estábamos preparados aún, y lo primero es la salud», dice.