Las Hervencias recupera movimiento, pero sigue a medio gas

M.E
-

Empresas y pequeñas industrias retoman la actividad una vez superado el veto a la actividad no esencial, aunque no todas ni a pleno rendimiento. Nissan seguirá con la producción parada toda la semana

Las Hervencias recupera movimiento, pero sigue a medio gas - Foto: Isabel García

El polígono industrial de Las Hervencias en la capital abulense recuperó algo de actividad este lunes, una vez que se ha dado por terminado el periodo de hibernación de la economía decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez con la prohibición de toda actividad considerada no esencial durante las dos últimas semanas, pero continúa a medio gas. Algunas cristalerías, carpinterías, empresas de maquinaria y otras pequeñas industrias volvieron a abrir ayer sus puertas en el espacio industrial de la ciudad tras las dos semanas de parón obligado, en unos casos con una cierta normalidad y en otros a modo de «servicios mínimos», pero en cualquier caso su puesta en marcha contribuyó a que el polígono de Las Hervencias presentara algo más de vida en el quinto lunes de confinamiento y estado de alarma por el COVID-19.
Sin embargo, el gran motor industrial de este espacio, la factoría abulense de Nissan, continúa cerrada desde el inicio del estado de alarma y lo seguirá estando durante toda la semana. Fuentes de la multinacional señalaron que este lunes se mantuvo una primera reunión con la representación sindical para empezar a abordar el protocolo de seguridad de cara valorar cuándo se podría producir la reapertura con todas las garantías, si bien las conversaciones continuarán el jueves. Mientras eso llegue, los cerca de 500 empleados de Nissan Ávila continúan con ERTE y los trabajos asociados al proceso de transformación de la factoría en una planta de producción y distribución de recambios para la Alianza Nissan-Renault siguen parados, si bien ayer pudieron verse en el exterior algunos movimientos en las labores de construcción de la nueva nave de estampación, la considerada el ‘corazón’ de la transformación.