Trucos caseros para un posible verano sin playa

M.M.G.
-

La venta de piscinas desmontables crece hasta un 150 por ciento en alguos establecimientos, que también han percibido un aumento en la petición de pérgolas o spas de exterior

Trucos caseros para un posible verano sin playa

El verano está a la vuelta de la esquina y este año la incertidumbre ante cómo se van a desarrollar las fases y de si podremos o no viajar fuera de nuestra provincia para disfrutar de unos días en la playa está haciendo que se incremente la venta de algunos productos típicamente veraniegos.
Éste es el caso de las piscinas hinchables y las desmontables: no son pocas las familias que quieren asegurarse la posibilidad de hacer frente a los calores veraniegos con alguna pequeña piscina de fácil instalación.
Puestos en contacto con Leroy Merlin, desde su departamento de comunicación confirma  «un repunte de ventas en la tipología de piscinas desmontables a nivel nacional», extrapolable también a nivel provincial.
«Sobre todo está siendo llamativo porque normalmente la venta de piscinas  desmontables se activa un poco más adelante de lo que lo está haciendo este año», nos dicen.  
«Sólo este mes hemos notado un incremento de ventas de un 150% tanto a nivel nacional como local, aquí no hay diferencias», nos apuntan un dato que refleja muy claramente nuestros cambios en los hábitos de consumo. «Las ventas vienen de la venta on line y de la venta telefónica, ya que tenemos las tiendas cerradas a particulares, y por el momento solo hay tiendas abiertas a profesionales», continúan con su explicación.
Por otra parte,  en Leroy Merlin apuntan que no sólo han percibido un incremento de ventas de piscinas. «También spas de exterior,  parasoles, pérgolas...En definitiva,todo lo que sea para acondicionar el exterior, y prepararse para un verano diferente, más casero, pero que igualmente se quiere disfrutar».
También hacen referencia en esta gran superficia a las piscinas de obra. «Eso es otra cuestión», consideran, «ya que requieren construcción y más planificación por parte del usuario para su construcción».
Para profundizar más en este campo nos hemos puesto en contacto con la empresa abulense Rodríguez Piva S.L, experta precisamente en la construcción de este tipo de instalaciones.
Desde allí,Alberto Rodríguez nos confirma que han percibido un incremento en la demanda de servicios relacionados con los arreglos y mantenimiento de las piscinas ya construidas. «La gente está siendo muy precavida», asegura Rodríguez, que nos habla de cómo estos meses son su «temporada fuerte».
Lamentablemente, esa temporada se cortó bruscamente con la declaración del estado de alarma. Y ahora esperan poder volver a ponerse a trabajar para, por ejemplo, llevar a cabo las obras de piscinas que tenían pendientes. «Pero hay que esperar hasta que pasemos esta fase», lamenta el empresario, que también ha recibido llamadas de abulenses interesados por las piscinas de obra.