Un bosque con 300 árboles que acaba de echar raíces

M.R
-
Un bosque con 300 árboles que acaba de echar raíces - Foto: David Castro

La respuesta que los abulenses han dado al proyecto 'Un pueblo, un bosque' no ha podido ser más positiva: se vendieron todos y fueron plantados en un terreno municipal hasta ahora degradado

Los Criado Fernández han pasado una estupenda mañana de sábado al aire libre. La abuela, tres nietos y dos hijas (la tercera se sumó un poco después, en cuanto salió del trabajo) disfrutaron de su mutua compañía, contribuyeron con el medio ambiente y, además, aportaron su granito de arena a una buena causa: la que representa la Fundación Abulense para el Empleo (Fundabem), cuya labor ya veterana en Ávila en favor de la integración laboral de las personas con discapacidad sumó un nuevo éxito. Y es que el proyecto ‘Un pueblo, un bosque 2019’ salió a pedir de boca porque se vendieron los trescientos árboles que Fundabem puso a disposición de los abulenses. «Se han venido de forma presencial, pero también online», nos contaba su presidente, Fernando García, encantado con la respuesta que los abulenses dieron a su iniciativa. En la misma parcela municipal en la que cada cual plantó su árbol se celebraron juegos infantiles y un montón de actividades que llenaron la mañana de alegría. Precisamente uno de los objetivos del proyecto ‘Un pueblo, un bosque 2019’ es rehabilitar espacios degradados como la parcela en la que se llevó a cabo la plantación (junto al puente de La Sanguijuela), además de contribuir a reducir la huella de carbono. Y, por supuesto, a poner en valor el trabajo que llevan a cabo las personas con discapacidad de La Aldea Vivero y la Aldea Jardinería.

Un bosque con 300 árboles que acaba de echar raíces David Castro
Un bosque con 300 árboles que acaba de echar raíces - Foto: David Castro
Un bosque con 300 árboles que acaba de echar raíces David Castro
Un bosque con 300 árboles que acaba de echar raíces - Foto: David Castro