La Junta trabaja para paliar los daños económicos del virus

SPC
-

Ortega muestra su «preocupación» por los efectos de la epidemia y asegura que está en contacto «permanente» con los sectores de la Semana Santa

Imagen del interior de una academia. - Foto: Jonathan Tajes

Los efectos de la epidemia de coronavirus cada vez se hacen más patentes y la Junta de Castilla y León ya se encuentra manos a la obra con el objetivo de neutralizar, en la medida de lo posible, el impacto del virus sobre la economía y el empleo regional. Con este reto, las consejerías de Cultura y Turismo y Economía y Hacienda ya se coordinan para «intentar paliar» futuros despidos por la cancelación de cursos de español en la Comunidad. Una realidad que, tal y como avanzó ayer el consejero Javier Ortega, ya se está viviendo en la Comunidad, ya que reconoció que las asociaciones de escuelas de español, que tienen un gran peso en Salamanca al ser una de las industrias «más importantes» de la provincia, han confirmado la anulación de reservas por parte de diferentes países y la cancelación de cursos previstos, informa Ical.
El consejero mostró su preocupación por la repercusión «negativa» para el empleo del turismo idiomático en un futuro «próximo e inmediato». De ahí que Javier Ortega apuntara que se han coordinado con la Consejería de Economía para «intentar paliar» una situación que podría derivar en «muchísimos» despidos o repercutiera, «muy negativamente», en la contratación de personal que imparte los cursos. 
De igual manera, confirmó que la Junta mantiene un contacto «permanente y desde el minuto cero» con los sectores más afectados por el coronavirus como el turismo idiomático y los relacionados con la celebración de la Semana Santa en la Comunidad. No en vano, mostró su «preocupación» por los efectos de la epidemia en el turismo, aunque trató de lanzar un mensaje de tranquilidad porque la situación que vive en España difiere de la de Italia. 
Javier Ortega significó que la directora general de Turismo, María Estrella Torrecilla, está en «permanente» contacto tanto con los hoteleros, hosteleros, agencias de viaje y colectivos implicados en la Semana Santa como con las cofradías. «Les informamos puntualmente para transmitir un mensaje de tranquilidad, ofreciendo datos y situación reales, y no crear alarmismo innecesario. Pero también deben ver que nosotros estamos sobre el problema y que el Gobierno autonómico actúa de forma coordinada sobre la situación», añadió.
De cara a la Semana Santa, el consejero apostó por esperar para conocer la evolución de la epidemia. «En función de los datos que transmita Sanidad y la marcha del virus, se tomarán las decisiones que haya que adoptar», expuso.
Política Agraria Común

Por otra parte, el director general de Política Agraria Comunitaria de la Junta de Castilla y León, Juan Pedro Medina, aseguró ayer que la «epidemia o pandemia» de coronavirus tendrá una «probable incidencia en la tramitación de la PAC» y que, además, «puede condicionar el debate e incluso el presupuesto» de la Política Agraria Comunitaria a nivel europeo de cara al futuro.

Cierre de 3 aulas en Miranda tras llegar a 40 casos
La Consejería de Educación anunció ayer que la extensión del coronavirus en la Comunidad ha obligado a cerrar tres aulas correspondientes al grupo A de segundo curso de Educación Infantil, del grupo A de segundo curso de Educación Primaria y al grupo B de cuarto curso de Educación Primaria, del Colegio Anduva, de Miranda de Ebro (Burgos). La medida, que se extenderá inicialmente hasta el 18 de marzo, afecta a 81 alumnos y once profesores en total.
Por otra parte, la Consejería de Sanidad confirmó ayer doce nuevos casos y descartó dos previamente anunciados, lo que eleva la cifra final a los 40 positivos. De los nuevos pacientes, ocho casos corresponden a Miranda de Ebro -una niña, tres varones y cuatro mujeres-, y uno en Segovia, Valladolid, León y Salamanca. Igualmente,Sanidad informa que se han descartado, en los correspondientes contraanálisis, dos de los casos informados este domingo, que afectaban a una mujer y a un hombre que se encontraban en aislamiento domiciliario.