"¡Qué vivan los infantes!"

Javier Andrés
-
La primera jornada de Mercado Medieval contó una recreación de la llegada de los infantes Isabel y Alfonso. - Foto: Ricardo Guerra

Arévalo inauguró este sábado sus IV Jornadas Medievales con una recreación histórica de la llegada de los infantes Isabel y Alfonso a la ciudad. Este domingo se representarán 'Los Momos de Isabel'

EL mercado medieval de Arévalo se inauguró este sábado a mediodía en su plaza más medieval, la plaza de la Villa. Durante el transcurso de la mañana, jóvenes y mayores pudieron disfrutar del cuentacuentos ‘Las Leyendas de Arévalo’; de la interpretación del zancudo, bruja y diablo, que tanto gustan a los mayores pero tanto miedo dan a los pequeños; y del ciego medieval, venido para la ocasión desde Bilbao, que hizo una parodia de ‘Sancho Panza en busca de su amo’.
Ya por la tarde, las actividades de estas IV Jornadas Medievales se sucedieron en la ciudad. A partir de las 17,00 horas, las exhibiciones de cetrería, la interpretación del Lazarillo y los juegos y talleres infantiles amenizaron a los visitantes del mercado artesanal. Más tarde tuvo lugar la representación histórica de la llegada de los infantes Isabel y Alfonso a la capital de la Moraña.
Y entre las actividades para este domingo, día en el que se celebra la mayoría de edad del infante Alfonso, destacan el taller de fabricación de jabones, espectáculos de cetrería, bailes de danza oriental, concurso de lanzamiento de hueso de aceituna y, como plato fuerte, la segunda recreación histórica, titulada ‘Los Momos de Ysabel’, en la que se realiza una recreación de lo que debió ser la fiesta de mayoría de edad del infante Alfonso.
Las jornadas se clausurarán esta noche a las 22,00 horas con las 100 campanadas desde la torre de la iglesia de Santa María, recreando de esta forma el cierre de las puertas de la ciudad amurallada en aquella época.

Lea la noticia ampliada en la edición impresa