Los precios bajan un 0,1% en mayo y un 1,5% en un año

M.E
-

Según el IPC del INE, que en mayo siguió condicionado por los efectos de la COVID-19, la electricidad y los combustibles, el transporte y el ocio y la cultura influyeron en el descenso mensual. En la caída anual también pesaron los combustibles

Los precios bajan un 0,1% en mayo y un 1,5% en un año - Foto: Isabel García

Los precios bajaron en la provincia de Ávila una décima en el mes de mayo y un 1,5% en el último año, según el informe del Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística este viernes. Una estadística que, al igual que en abril aunque en menor medida, volvió a estar condicionada por los efectos de la pandemia de la COVID-19, no en vano siguió el estado de alarma y, aunque muchos de los establecimientos comerciales han ido abriendo paulatinamente, esta apertura se ha hecho con restricciones de aforo, por lo que la recogida de precios se realizó de nuevo íntegramente por medios telemáticos. Además, hay parte de la cesta de productos del IPC que continúa sin estar disponible para su adquisición por los hogares, de ahí que el IPC de mayo, siguiendo las pautas establecidas por Eurostat, modificó de nuevo parte de sus tratamientos técnicos para la estimación de los precios con el objetivo adaptarse a las necesidades de la nueva situación. Así, para el cálculo del IPC del mes de mayo se han tenido que estimar el 18,6% de los precios, lo que se corresponde con un 21,0% de la ponderación del índice, aclaran desde el INE.

En el descenso mensual de Ávila (-0,1%) influyó el abaratamiento registrado en el grupo de la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-0,8%), el transporte (-0,7%) y el ocio y la cultura (-1,2%), si bien también se produjo un aumento fuerte en el apartado del vestido y el calzado (1,8%), por el fin de las rebajas y la llegada de la nueva temporada. Los restaurantes y hoteles, por su parte, registraron un incremento del 0,5%.

En el descenso anual (-1,5%) destacó el acusado abaratamiento del grupo de la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con una caída del 12,2% respecto al año pasado. Otras bajadas de precios importantes se dio en el transporte, con un -8,8%. En el último año los grupos que más subieron sus precios en la provincia, según el INE, fueron los alimentos y bebidas no alcohólicas (4,3%), la sanidad (3,1%) y los restaurantes y hoteles (2,6%).