Imagen para un Martes Santo diferente

L.C.S
-

La Hermandad de Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella hace público el cartel elaborado para este año, pese a que no podrá celebrarse la procesión

Imagen para un Martes Santo diferente

El de este año será un Martes Santo bien distinto en Ávila. A primera hora de la tarde no brillará la Estrella en su salida desde la iglesia del ICM; por la noche el Cristo de Medinaceli no iniciará su recorrido desde la Catedral, y de madrugada las carracas y las cadenas del Miserere no sonarán entre el silencio de la calle de la Muerte y la Vida. La Semana Santa 2020 no podrá celebrarse, pero aún así la Hermandad de Nazarenos de Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella ha dado a conocer el que era su cartel para este año, que estaba previsto que se presentara oficialmente en el acto del pregón de la Semana Santa organizado por esta Hermandad que tuvo que suspenderse.
El cartel es obra del miembro de la Hermandad José David López Martín, encargado él mismo de explicar los detalles de la imagen con la que se publicita a su procesión, que tiene la peculariedad de contar con costaleros portando a sus dos pasos por las calles de la ciudad.
‘Redentor’ es el título del cartel, elaborado en óleo sobre tabla, de 60 centímetros de alto por 40 de ancho. Su autor explica que «la elección del soporte en madera viene a recordar la tradición imaginera que surgió en el Barroco y que da lugar a la Semana Santa en toda España».
«Los primeros trazos de la obra están realizados con gubia, para dar textura y hacer un homenaje a esos imagineros que trabajaron para crear a los titulares de cada hermandad o cofradía, en especial a los nuestros», afirma López en la explicación de una obra en la que el artista ha querido «representar a toda la Hermandad, imágenes, nazarenos, mantillas...etc».
La elección de la imagen principal es la del Señor, ya que le une vinculación personal muy especial, pues es de quien más cerca se siente y que cada Martes Santo porta a costal  sobre su cuello. Está inspirada en una de las primeras fotos realizadas y conocidas de la imagen, en el taller de Juan Ventura.
«De las manos del Señor sale la procesión, tratando de abrazar a todos los hermanos, nazarenos, las mantillas, y en especial el Palio de la Nuestra Señora», comenta José David López, que destaca también que «en la parte inferior izquierda de la imagen, y formando parte de la túnica, aparecen también los costaleros, escuchando las ultimas indicaciones del capataz antes de comenzar la estación de penitencia». Para su autor, la obra representa, en definitiva, «el conjunto de Hermandad y esfuerzo colectivo que desde el año 2006 se viene realizando, bajo la amorosa mirada de nuestros Titulares, sabiendo transmitir la tradición de la Semana Santa de generación en generación, en el ejemplo de amor que nos dio Nuestro Señor Jesús Redentor y Nuestra Señora la Virgen de la Estrella».