"Queremos que las titulaciones crezcan según la demanda"

B.M
-
"Queremos que las titulaciones crezcan según la demanda" - Foto: David Castro; David Castro

ENTREVISTA Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca, es catedrático de Derecho Administrativo y doctor con premio extraordinario. Es autor o coordinador de 24 libros y más de cien trabajos de investigación

El futuro del campus de Ávila de la Universidad de Salamanca (USAL) pasa, según explica su rector, Ricardo Rivero, por la consolidación y aumento de titulaciones, pero también es consciente de que dependerá, al igual que sucede con la adscripción de la Escuela de Policía, de cómo se consoliden los gobiernos regional y nacional. En lo que no habrá cambios es en el compromiso manifestado desde el Rectorado con el campus abulense.
Hace año y medio que fue elegido rector de la Universidad de Salamanca. Entonces anunciaba un crecimiento de la oferta académica en Ávila ¿Cómo se ha gestado la puesta en marcha de esta propuesta?
Estamos avanzando en nuevas iniciativas de másteres universitarios oficiales. Como la aprobación de nuevos grados por parte de la agencia de calidad del sistema universitario de Castilla y León es más lenta, hemos empezado por los másteres universitarios oficiales pero también estamos pendientes de todas las propuestas tanto de la Escuela Politécnica como de la Escuela de Educación y Turismo para adecuar la oferta de grados en medio plazo a las demandas de la sociedad abulense. 
Pero sí que se ponen en marcha dos nuevos dobles grados en la Escuela de Educación y Turismo ¿Con qué objetivo? 
Los dobles grados atraen estudiantes de altas capacidades y le da mucho valor adicional a la formación. No supone necesariamente un crecimiento cuantitativo del número de estudiantes pero sí enriquecen y mantienen el prestigio de una escuela que está entre las más antiguas de España y tiene una educación de gran calidad. Son una buena idea.
¿Qué intenciones tienen para el futuro en cuanto a las titulaciones en Ávila?
Mantenerlas todas y también hacerlas que crezcan adaptándose a lo que la sociedad y los estudiantes demanden. Tenemos titulaciones, sobre todo en ingenierías, muy importantes pero que no han sido suficientemente visibilizadas y tienen que ver con la eficiencia energética y con la adecuación que tuvo la ingeniería de minas para su conversión en términos de energía. Está muy demandado por las empresas pero hasta ahora no había conseguido suficiente demanda de estudiantes porque hay una crisis de las ingenierías y estamos intentando revertir esa situación con campañas de promoción y también mostrando la excelente labor investigadora que se desarrolla en la Politécnica.
¿Se percibe como complicada la situación de la Politécnica en cuanto al número de alumnos?
No, tenemos mucha oportunidad de mejora. Nosotros vamos a potenciar el campus de Ávila que es nuestro compromiso. Y tenemos posibilidades de atraer estudiantes de Madrid y que también la sociedad abulense sepa que los chicos y chicas que se forman en la Politécnica tienen unas  oportunidades de inserción fantásticas con buenas retribuciones por las empresas que demandan esos perfiles profesionales.
Hablaba ahora de las acciones de promoción pero ¿Qué otro tipo de pasos se pueden dar para aumentar el número de alumnos?
Vamos a mejorar las condiciones que rodean la zona entre la Politécnica y la Escuela de Educación y Turismo, el ajardinado de esa zona. También vamos a intentar ampliar la oferta de servicios deportivos y de idiomas a los estudiantes para que no solo los atraigamos sino que perciban una mejora de la calidad de las prestaciones que la Universidad de Salamanca les ofrece en el campus de Ávila. 
¿Cómo está siendo su relación con las facultades abulenses?
Excelente. Tenemos que agradecer a los responsables, tanto a la directora de la Escuela de Educación y Turismo como al director de la Politécnica, que estén impulsando sus centros con buenas iniciativas y con total determinación. Es una relación de comunicación constante cada vez que han pedido apoyo, con proyectos. Creo que han sentido que estamos con ellos. 
En lo que no parece que se haya avanzado mucho es en conseguir la adscripción de la Escuela de Policía a la Universidad de Salamanca.
La situación política lo ha dificultado. Hasta las elecciones y todavía hoy no hay una estabilidad del Gobierno pero yo he mantenido reuniones con la Dirección General de la Policía para trabajar y avanzar en esa línea y espero que haya progresos una vez que se constituya el nuevo gobierno de España. Para el próximo año creo que el pliego de cláusulas administrativas particulares contemplaba la posibilidad de una prórroga en la adjudicación a la USAL pero tendrán que ser los responsables del Ministerio del Interior los que decidan cómo gestionarlo. Yo espero que se avance, una vez que se constituya el nuevo gobierno, en la adscripción del centro que es lo que el grupo parlamentario socialista votó hace ya meses en el Congreso positivamente y lo que pidieron otros grupos parlamentarios o las Cortes de Castilla y León.
¿Cuáles cree que son las fortalezas del campus de Ávila?
Ávila tiene varias oportunidades. Tiene algunos buenos grupos de investigación en el ámbito de las ingenierías, también un trabajo de transferencia y colaboración con la sociedad en la Escuela de Educación y Turismo. La proximidad de Madrid, Ávila es una ciudad culta, una ciudad que valora mucho la educación superior de calidad y es un entorno tranquilo en el que los estudiantes con ganas de esforzarse encuentran las condiciones apropiadas.
¿Cree que se ha mantenido en este tiempo en el Rectorado su compromiso de cercanía con el campus de Ávila?
He hablado con el personal de administración y servicios y he tenido constantes reuniones en Ávila. Cada vez que he tenido una oportunidad institucional de promoción del campus en las relaciones internacionales he empleado esas oportunidades para subrayar sus fortalezas. Los centros que más veces he visitado de la universidad son los de Ávila.
Se habla de Ávila como ciudad universitaria ¿qué se puede hacer para conseguirlo?
Creo que la oferta académica de Ávila en general está creciendo. La colaboración con las instituciones locales en este sentido es imprescindible. Esto deben creérselo el Ayuntamiento, la Diputación Provincial. Hemos colaborado con la Diputación en el desarrollo de itinerarios culturales como el dedicado a la figura de Vasco de Quiroga. Si las instituciones locales de Ávila se vuelcan con ese proyecto se podrán aprovechar las oportunidades.
¿Qué balance hace de la celebración del VIII Centenario de la USAL?
Ha sido un momento para resaltar todas nuestras capacidades, mantener el prestigio y la reputación nacional e internacional que tiene la USAL y también para hacerlo en Ávila con los actos que organizamos allí. Después con los actos de conmemoración de los actos del 175 y el 30 de la Escuela de Educación y los estudios de Turismo. Una oportunidad de visibilización de la oferta académica pero ahora hay que seguir perseverando en el objetivo de que vengan más estudiantes. Y tienen que venir de Ávila pero también de otros lugares porque nuestros condicionantes demográficos son bien conocidos y cada vez se presentan menos estudiantes a la prueba de acceso a la universidad, por lo cual la oportunidad está en atraer estudiantes de otros lugares y para ello hemos desarrollado campañas de promoción.
En este sentido optaron en la Politécnica por ese nuevo grado de geomática y geoinformación...
Este es uno de los títulos que tenemos que potenciar resaltando las competencias profesionales, con su carácter innovador, la vinculación a grupos de investigación muy fuertes, con los resultados de la Cátedra Iberdrola. 
¿Cómo ve el futuro en cuanto a la apertura del mapa de titulaciones?
Tenemos que ver qué opinan sobre esta cuestión quienes asuman las responsabilidades en el nuevo gobierno autonómico cuando éste se constituya. Tiene que haber nuevos responsables de la Consejería de Educación y esas personas tendrán sus proyectos sobre esta cuestión. Yo creo que en Castilla y León y en Ávila en particular la oferta académica es sostenible porque tenemos prestigio, tenemos buen sistema educativo y eso tiene la capacidad de atraer.