UGT y CCOO tachan de "cruel el despido por enfermar"

SPC
-

Los sindicatos aseguran que la sentencia del Tribunal Constitucional es el "colofón" a la precariedad y abuso de las relaciones laborales

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Castilla y León, Faustino Temprano y Vicente Andrés, respectivamente, presentan las movilizaciones del próximo día 27 de noviembre con motivo de la campaña 'No al despido por enfermar. Defiende tus derechos' - Foto: Ical

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras (CCOO) de Castilla y León tacharon hoy de “cruel” e “inmoral” el despido objetivo por baja laboral justificada. Una reacción que llega después de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC), del pasado 16 de octubre, que señala que el contrato de trabajo podrá extinguirse por causas objetivas cuando las faltas de asistencia al trabajo superen el 20 por ciento de las jornadas hábiles en dos meses consecutivas. De ahí que ambas centrales sindicales anunciaran movilizaciones para mañana miércoles ante las subdelegaciones del Gobierno de  las capitales de provincia y la Delegación en Valladolid, en el marco de la campaña ‘No al despido por enfermar. Defiende tus derechos’.

El secretario  autonómico de CCOO, Vicente Andrés, aseguró que el fallo del Constitucional es el “colofón” a la precariedad y el abuso de las relaciones laborales, que han empeorado a raíz de las reformas laborales. En el mismo sentido, se pronunció su homólogo en la Unión General de Trabajadores, Faustino Temprano, quien consideró que la sentencia es la “gota que ha colmado el vaso”, al suponer un “profundo” daño a los derechos de los trabajadores y lastrar la redistribución de las riquezas.

Ambos exigieron al próximo Gobierno de la Nación la derogación “inmediata” de las reformas laborales. Mientras Andrés subrayó que, al menos, se supriman los aspectos más lesivos de ambas leyes, el líder autonómico de UGT fue más allá y aseguró que su sindicato no se sentará en “ninguna mesa” sin antes no se deroga la reforma laboral.

El secretario regional de CCOO lamentó, según recogió Ical, la “preeminencia” de la productividad, los beneficios y los interese de las empresas frente a los derechos, la salud y la vida de los trabajadores, hasta el punto de hablar de un mundo “desigual” en las relaciones laborales. “A los empleados se nos trata como un producto, que se rompe y se deteriora y, luego, se tira, pese a que somos productores de bienes y servicios y somos parte indispensable del proceso productivo”, lamentó. Es por ello que reclamó respeto para un “mínimo” de dignidad y derecho a la salud.

Faustino Temprano consideró que las dos últimas reformas laborales han supuesto una reducción “drástica” del empleo, un “sometimiento” a la pobreza y a la precariedad de los trabajadores. “Se amparan en nueva crisis para mantener los recortes de la reforma laboral como la eventualidad y la temporalidad, además de sueldos un 8 por ciento más bajos, pero ha quedado demostrado que estas normas no han ayudado a la recuperación del empleo”, sentenció. Además, Vicente Andrés expuso que todo ello choca con los datos que aseguran que las empresas obtienen unos beneficios “históricos”

Por último, el secretario regional de CCOO declaró que esta sentencia del TC obligará a que muchos trabajadores tengan que regresar a su puesto de empleo sin estar curado o repuesto de su enfermedad, lo que afectará al resto de la plantilla. También, se refirió a que el fallo afecta, sobre todo, a las mujeres, que por sus empleos se ven obligadas a coger bajas de corta duración por las posturas forzadas, el trabajo repetitivo y la presión psicológica que sufren las camareras de piso y las asistentes a personas mayores y dependientes.

El líder de Comisiones Obreras alertó que, tras el fallo del TC que supuso el despido de una trabajadora de la multinacional Atento, la reforma laboral “individualiza”, por lo que es un “peligro”. Señaló que el contrato de trabajo podrá extinguirse por causas objetivas cuando las faltas de asistencia al trabajo superen el 20 por ciento de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos o el 25 por ciento de las jornadas hábiles en cuatro meses no consecutivos dentro de un periodo de doce meses.

La secretaria de Juventud y Salud Laboral de CCOO Castilla y León, Sheila Mateos, manifestó que las estadísticas demuestran que, desde 2012 con la aplicación de la reforma laboral, ha habido una “infradeclaración” de las enfermedades profesionales en la Comunidad, que se han derivado como patología común. Además, advirtió que ha aumentado la siniestralidad laboral.