El juicio por el accidente de las temporeras será el viernes

M.R
-

La Fiscalía pide 3 años de cárcel para la conductora del vehículo que sufrió el accidente, en el que murieron tres mujeres y seis resultaron heridas

El Juzgado de lo Penal celebra este viernes la vista oral en la que se juzgará a la conductora del vehículo que sufrió un accidente de tráfico el 14 de julio de 2016 en el término de Niharra, en el que fallecieron tres mujeres y otras seis resultaron heridas, algunas de gravedad y con secuelas de por vida. Todas ellas eran temporeras de la fresa de nacionalidades búlgara y rumana que se disponían a retomar su actividad laboral tras la pausa de la comida cuando el todoterreno en el que circulaban por un camino vecinal colisionó con un camión al tratar de cruzar la carretera N-502. La vista oral se celebrará, por tanto, más de tres años después de que se produjera accidente, una demora debida en buena parte al hecho de que las víctimas sean de otra nacionalidad, lo que sumado a la barrera del idioma ha alargado determinados momentos de la instrucción.

Tal y como ya informó este diario, la Fiscalía pide tres años y dos meses de prisión y la privación del derecho a conducir vehículos a motor durante cinco años para la conductora del vehículo accidentado, cuya identidad responde a las iniciales I. B., a la que se imputan tres delitos de homicidio por imprudencia grave, cuatro delitos de lesiones por imprudencia grave y otros de lesiones, según figura en el escrito de acusación.

El relato de los hechos aportado por la Fiscalía explica que el vehículo accidentado no disponía de cinturones de seguridad en todos los asientos y que, pese a ser nueve el número máximo de ocupantes, en el momento de los hechos viajaban diez personas en su interior. El escrito de acusación también revela que, al llegar al cruce del camino con la N-502 con la intención de cruzarla, la conductora «no respetó la señal de Stop que la obligaba a detenerse, continuando con su trayectoria, atravesando el carril de sentido Córdoba de dicha carretera, no apercibiéndose tampoco del camión que por su derecha circulaba» en esa misma vía en sentido Ávila «a pesar de tratarse de un tramo recto y con perfecta visibilidad, no realizando la acusada ninguna maniobra evasiva o evitación de la colisión», algo que sí hizo el conductor del camión pese a que no pudo evitar el impacto.

El juicio por el accidente de las temporeras será el viernesEl juicio por el accidente de las temporeras será el viernes


Las más vistas